Viajar en Avión dentro de Argentina

Viajar en Avión dentro de Argentina

Querés hacer un viaje de ocio a un destino nacional en avión

IMPLICA UN RIESGO VIAJAR AHORA O EN DICIEMBRE, ENERO Y FEBRERO CON LA FAMILIA?

En tiempos de coronavirus, la posibilidad de contagio está en cualquier lado y en cualquier situación.

Si vivís en una zona con altos niveles de contagio, existe el riesgo de llevar el virus al lugar al que viajes. Si el destino elegido es una zona complicada por la gran cantidad de casos, corrés el riesgo de contagiarte.

En esta nueva normalidad, lo más importante es conocer y aplicar los protocolos en cada una de las instancias del viaje. Usar barbijo en espacios públicos, mantener la distancia, no llevarse las manos a la cara, lavárselas, tener alcohol en gel en bolso o cartera, evitar espacios cerrados y con mucha gente, desinfectar los objetos que se utilizan con frecuencia.

Planificar, anticipar y actuar con responsabilidad.

Destinos

Requisitos y permisosLa circulación dentro del país y el ingreso a distintas localidades y provincias está restringido (en algunas más que en otras) e impone cumplir con una serie de trámites según el lugar, el medio de transporte y el motivo del viaje o la actividad que vayas a realizar.

Esto incluye permisos como el Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia COVID-19 o el permiso emitido por la aplicación CUIDAR, certificados o permisos especiales de la provincia de destino y declaraciones juradas, entre otras cosas.

Algunas provincias exigen un test PCR con resultado negativo, otras piden contar con obra social con prestaciones en la zona o seguro médico y otras solo exigen el certificado para circular.

Para volar actualmente a Bariloche, Río Negro (ingreso habilitado para trabajadores esenciales, repatriación y/o trámites urgentes), hay que presentar un test COVID-19 negativo. El test no será requisito para ingresar a partir del 4 de diciembre, cuando se habilite el turismo nacional en esa provincia.

Los propietarios no residentes de municipios de la Costa Atlántica, por ejemplo, pueden ingresar desde el 1 de noviembre. Además del certificado de circulación, deben contar con permisos municipales tramitados con anticipación. No se exige test ni cuarentena.

Atención

En situación de pandemia, las condiciones de circulación e ingreso pueden variar a partir de la situación epidemiológica del punto de origen y de destino.

Transporte

Aeropuertos.

Anticipar todos los trámites posibles. Uno de ellos, imprescindible para viajes al exterior es completar la Declaración Jurada Electrónica en la web de Migraciones 48 horas antes de viajar.

Llegar con tiempo suficiente para cumplir con los controles. Consultar con la línea aérea: las recomendaciones pueden variar según tipo de vuelo y aeropuerto de partida.

Solo ingresa al aeropuerto la persona que viaja, previo chequeo de la temperatura y estado de salud.

Usar barbijo o tapabocas en todo momento y mantener la distancia.

Las aerolíneas cambiaron los procesos de embarque para evitar aglomeraciones. Prestar atención a las indicaciones de la tripulación.

A bordo del avión.

Usar tapabocas todo el tiempo. Algunas aerolíneas entregan kits de higiene antes de abordar, con barbijo y toallitas sanitizantes. NO SIRVEN LOS TAPABOCAS DE VALVULAS, SOLO LOS QUIRURGICOS TRIPLE CAPA

Limitar los movimientos. Si se necesita ir al baño, verificar que el cartel indicador esté verde antes de levantarse. No hacer fila.

El servicio de comida está reducido o suspendido según la duración del vuelo y línea aérea. Chequear con cada aerolínea.

Para desembarcar, levantarse del asiento solo cuando la tripulación lo indique.

Salvo algunas excepciones, las aerolíneas consideran que no es necesario dejar asientos libres ya que el sistema de filtros HEPA recicla el aire de manera permanente y elimina el 99,9 micro/nano partículas, virus y bacterias.

Alojamiento

Todos los hoteles modificaron e incrementaron sus procesos de desinfección de cada uno de los espacios: algunos mantienen habitaciones libres por 48 horas entre huésped y huésped, otros proponen servicio de limpieza del cuarto opcional durante la estadía y otros utilizan fajas de seguridad en la puerta de la habitación que asegura que una vez sanitizado nadie ha vuelto a entrar.

Para el ingreso se suele controlar la temperatura y el estado de salud del huésped.

El barbijo suele ser obligatorio en todas las aéreas comunes.

En el caso de utilizar ascensor, se recomienda que se haga de manera individual o por grupo familiar.

Para el check in, check out y pagos, priorizar herramientas digitales y medios electrónicos.

Hay espacios inhabilitados. Consultar qué servicios pueden utilizarse y cuáles no.

Muchos hoteles cancelaron los buffets o los modificaron como para que los huéspedes no manipulen comida ni utensilios. Algunos ofrecen el desayuno en terrazas al aire libre y otros optan por incentivar el room service. Los espacios gastronómicos tienen capacidad limitada y requieren reserva previa.

Actividades

Museos, parques temáticos, piscinas y hasta playas imponen límites a la afluencia de público. Es importante reservar día y horario de visita a cada uno de los lugares que resulten de interés.

Movilizarse con barbijo o tapabocas siempre que sea obligatorio.

En caso de actividades grupales, como una caminata, mantener la distancia. Lo mismo en museos y monumentos: algunos sitios entregan dispositivos con alarmas de proximidad.

Siempre que sea posible, llevar equipo propio, desde binoculares hasta artículos personales como gorros o auriculares para evitar compartir o pedir prestado.

VIAJAR O NO VIAJAR EN DICIEMBRE, ENERO Y FEBRERO?

Protocolos y responsabilidad son dos factores esenciales para poder desarrollar distintas actividades en pandemia, incluidos los viajes.

También se requiere flexibilidad: la situación sanitaria de los destinos es cambiante y puede obligar a modificar los planes previstos.

Es importante no viajar con miedo. Si predomina la ansiedad o el estrés, quizá sea mejor, por un tiempo, que seas turista en el lugar en el que vivís. O comenzar programando salidas por el día, a lugares cercanos, antes de planificar grandes viajes.