Vacaciones de invierno será posible viajar?

Vacaciones de invierno será posible viajar?

Con una vacunación lenta, dónde ni el cuarto de la población tiene 2 dosis, ni de cerca, donde los mayores de 55 años aún no se vacunaron, sin un plan para los menores de 18 a la vista mínimo hasta 2022, Argentina no tiene otro destino que sumar muertos de a miles a partir de julio próximo

Aliaga, investigador del Conicet y docente de la Universidad Nacional de Hurlingham, pronostica que para el invierno se va a terminar de inmunizar a los grupos de riesgo, pero no a la población general.

“Es posible que haya una apertura del turismo, por las mismas razones que se hizo en Semana Santa. No porque no haya riesgo, sino para privilegiar a las golpeadas economías que dependen del turismo”, señala.

La titular de Infectología en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional La Plata, abrir el turismo en esta situación implica una exposición al contagio por la posibilidad de introducción de otra variante (La Delta, por ejemplo) para las cuales, observando el devenir en el Reino Unido, las vacunas brindan menor protección.

“En todo caso, las localidades turísticas deben organizar burbujas y protocolos para los contingentes desde el inicio del viaje y para todas las actividades”, indica.

El Consejo Federal de Educación determinó que la decisión de adelantar o correr el período escolar de receso invernal dependerá de los indicadores sanitarios de cada distrito. Desde el Ministerio de Turismo están trabajando con todo el sector privado, algunas provincias con la perspectiva de tener una temporada de invierno. Ante la compleja situación sanitaria, el Gobierno todavía no adoptó ninguna definición. Se espera que la decisión se conozca cerca de la fecha.

Varias localidades turísticas ya adelantaron que están sin margen para perderse otra temporada. Tal es el caso de San Carlos de Bariloche. En Río Negro los contagios crecen y la ocupación de camas UTI está al límite. Días atrás, los comerciantes de la ciudad expresaron en un comunicado que no podrán resistir otro invierno «con las persianas bajas». No pueden permitirse otro invierno sin temporada de ski. La ocupación hotelera de Bariloche, este domingo, era del 8%.

Las mismas dudas atraviesan a destinos turísticos de Córdoba o del noroeste del país, donde las curvas de casos se mueven en sentido ascendente. Sobre todo en Córdoba, donde se volvió a una rigurosa fase 1. El comportamiento de la segunda ola, en este caso, sí se replica con la primera: como una mancha de aceite, se expande desde el AMBA hacia las provincias.

Se sabe, ya confirmado por la ministro de Educación, Soledad Acuña, que las vacaciones de invierno en la Ciudad se mantienen en la fecha establecida. Del 16 de julio al 2 de agosto.  Todo lo demás es, por ahora, un enigma.

En el corto plazo, no hay ninguna perspectiva de apertura al turismo externo. Para los especialistas, el problema reside en el riesgo de que puedan ingresar nuevas variantes, como la andina, y piden ser cautos con la temática.

El Ministerio conducido por Lammens está trabajando con el horizonte puesto en el último trimestre. La idea es lanzar un plan pre viaje internacional, cuando se abran las fronteras, con incentivos económicos destinados al turismo extranjero y focalizado en los países regionales de Sudamérica, que representan el 65% del turismo receptivo.

Qué pasará en el verano 2022?

Pese a la incertidumbre, expertos consultados  coinciden en que la rapidez con la que se administran las vacunas y su efectividad en la población pueden marcar la diferencia, cosa que muchos dudan, por que una cosa es que el Gobierno libere al grito de «SALGAN Y CONTAGIENSE» como hizo el otro día el Presidente, e hicieron en Semana Santa, y otra es la realidad sanitaria del país

“Si en los próximos tres meses se logra una tasa de vacunación con las dos dosis (impacta en la disminución de la transmisión de la enfermedad) de al menos el 50% de los habitantes, podremos tener un verano post pandémico similar al de Europa y celebrar más libertades sanitarias. Pero, todo está sujeto a la cantidad de vacunas y a la evolución de nuevas variantes”, explica Roberto Debbag, vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica.

Según los datos del Monitor Público de Vacunación, del Ministerio de Salud de Nación, 28,63% es el porcentaje de quienes recibieron una dosis, mientras que con dos aplicaciones apenas llega al 8%.

«El ritmo en la tasa de inoculación se incrementó en los últimos días», dice Aliaga.  Calcula que si se aplican 2 millones de inyecciones por semana traducidas en 8 millones mensuales, en 6 meses se deberían haber terminado de aplicar las dos dosis (siempre y cuando haya vacunas).

“Creo que con este ritmo, para la primavera va a estar gran parte de la población mayor de 18 (que se hayan anotado) vacunada. Con este escenario, y siguiendo lo que están haciendo en el hemisferio Norte, se podría tener un verano con bastante normalidad, al menos para los inmunizados”, sostiene.

Claro está que el nivel de acceso a las vacunas dependerá, fundamentalmente, de la cantidad de dosis que entreguen los laboratorios, más allá de los contratos que puedan firmarse. La fabricación local acordada es un aliciente que puede ayudar con la campaña.

La temporada de verano está asegurada”, dicen Ministerio de Turismo y Deportes de Nación, el cual trabaja en un nuevo pre viaje nacional para la temporada de 2022 (implica el beneficio de la devolución del 50 % de la compra).

En la cartera mantienen la certeza de poder llegar con buenas perspectivas a la época estival debido al avance en la campaña de vacunación sumado al antecedente del año pasado. “Fue una buena temporada en términos de movimiento turístico, en la que viajaron 15 millones de personas, en la que hubo una baja de casos en la mayoría de los destinos”, destacan.