Todos los extranjeros y Argentinos que vuelvan al país deberán realizarse un PCR

Todos los extranjeros y Argentinos que vuelvan al país deberán realizarse un PCR

Todos los que entren a la Ciudad deberán realizarse un test PCR

La cuarentena obligatorio por Viajes, tanto para Turistas como Argentinos que vuelvan del exterior termina el 15 de diciembre, por ahora para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Lleguen en avión, tren, micro o auto particular, cada turista -o porteño que se haya ido a un destino a más de 150 km y por más de 72 horas y regrese a la Ciudad- deberá realizarse un test de saliva PCR obligatorio al arribo. Una vez realizado, se podrá circular libremente sin esperar el resultado, que será informado luego de 12 horas. No habrá cuarentena obligatoria: sólo deberá aislarse quien de positivo.

Las medidas, anunciadas esta mañana, son parte del plan del gobierno porteño para abrir la Ciudad al turismo nacional y regional de cara al mes de diciembre; el más importante para la industria.

El fin de semana largo del 8 de diciembre ya estará montado un operativo de testeo en la terminal Dellepiane para quienes lleguen en micro (Retiro no está funcionando por reformas). En Ezeiza comenzará a regir a partir del 15 de diciembre para todo el que ingrese: turista nacional, internacional o residente que regresa.

Los requisitos para el turismo internacional

Actualmente solo están habilitados los arribos por vía área provenientes de Chile, Brasil, Bolivia y Paraguay. Los turistas de Uruguay pueden ingresar por vía aérea y fluvial. Los visitantes internacionales deben:

  • presentar una declaración jurada online.
  • realizar un test PCR en origen con 72 horas de anticipación por requisito del gobierno nacional.
  • contar con un seguro médico con cobertura Covid-19.
  • realizar un test al arribo en Ezeiza o en la estación fluvial, luego del cual pueden seguir su viaje sin esperar el resultado.

Los requisitos para turistas nacionales y residentes que regresan a la Ciudad

  • todos deben presentar un declaración jurada online.
  • quienes lleguen en avión deberán realizar el test en Ezeiza.
  • quienes lleguen en micro, al arribo en Dellepiane.
  • quienes lleguen en auto deberán ir a hacer el test a los dos puntos habilitados por el gobierno porteño. Lo mismo quienes arriben en tren.
  • una vez realizado el test PCR se puede ingresar a la Ciudad sin necesidad de esperar el resultado.

A partir del 8 de diciembre todos PCR

Quienes ingresen en auto a la Ciudad también tienen la obligación de realizarse el test dentro de las primeras 24 horas del arribo. Podrán hacerlo en el Centro de Exposiciones de la Ciudad -sin salir del vehículo- o de forma peatonal en el Edificio de la Munich, en Costanera Sur. A ese lugar deberán dirigirse también quienes lleguen en tren.

¿Y cómo se identificará a los turistas que llegan en auto por los principales accesos de la ciudad? A través de los teléfonos celulares: apenas se detecte una característica que no sea 011 ingresando a las antenas de la Ciudad, ese número de teléfono recibirá un SMS que indica que debe realizarse el test PCR.»El cumplimiento va a depender de la responsabilidad de los argentinos», explican desde el gobierno. De la misma forma debería detectarse el movimiento de un porteño que se aleja a 150 km de la ciudad por más de 72 horas y luego regresa.

El test será cubierto por la cobertura de salud que tenga cada argentino -sea privada o estatal-, y gratuito para jubilados, personas con discapacidad y quienes reciben asistencia estatal. Para los extranjeros costará 2500 pesos. Los menores de 12 años no deberán realizar el testeo.

«Hoy están dadas las condiciones para que podamos recibir turistas de manera segura», dijo Felipe Miguel, jefe de Gabinete de la Ciudad. «La actividad turística, además de permitir que mucha gente conozca esta maravillosa ciudad, es una enorme fuente de trabajo. Por lo que es una alegría reactivar este rubro que tiene tanto impacto y poder hacerlo de una manera segura».

El 2019 fue un año record a nivel turístico para la ciudad: ingresaron 2,9 millones de turistas internacionales y 6,9 nacionales, que gastaron 1830 millones de US$ y 645 millones, respectivamente. Un 27% de todos los ingresos a la ciudad siguió viaje por otros destinos turísticos del país.