Se duplicó el déficit de turismo

Motivado por el atraso cambiario y el cepo, el déficit de la balanza turística se duplicó en tan sólo un año y en abril alcanzó los U$S 89 millones. Ese número es el resultado de la diferencia entre los 214,2 millones de dólares que dejaron los turistas en el país y los U$S303 millones que los argentinos gastaron en el exterior. La dinámica muestra que cada vez más residentes deciden viajar al exterior y gastar más, mientras que se reduce la cantidad de turistas que vienen al país.

El rojo registrado en el cuarto mes del año es el doble de los U$S40.262.861 millones de dólares de déficit que hubo en abril del 2012.

El turismo se convirtió en una vía de escape al cepo cambiario que impuso el gobierno en noviembre del 2011. Es que ante la imposibilidad de comprar dólares para viajar, las tarjetas de crédito y débito se convirtieron en la única vía de pago en el exterior. Por eso la Afip implementó el recargo del consumo con plásticos, que primero fue del 15% y luego subió al 20%. Pero con esa jugada lo único que hizo fue disparar todavía más el escape de divisas, porque incluso motivó a que muchos aprovecharan para hacerse de billetes verdes vía adelantos por cajero automático.

Según estimó el especialista en Comercio Exterior Marcelo Elizondo, este año el país perderá “como mínimo U$S1.000 millones” por la cuenta turismo. “El año pasado la cuenta servicios dio un déficit de U$S3.000 millones, de los cuales aproximadamente el 30% es por turismo”, explicó el titular de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales(DNI).

“Hace unos años se generaban ingresos por U$S4.000 millones, ahora el número está en U$S2.000 millones”, recordó Elizondo.

¿Qué fue lo que pasó para pasar a la situación actual? Por un lado, el atraso cambiario hizo que sea más barato “veranear en Miami que en Ushuaia”, comentó el analista. Por el otro, declinó fuertemente la afluencia de turistas al país por las complicaciones derivadas del cepo.

“Un extranjero vende en una casa de cambio a $5,30, pero si va a una cueva le dan $8”, ejemplificó. Además, si se hizo de pesos, cuando vuelva a su país de origen seguramente no pueda revenderlos, por las consecuencias que tuvo las restricciones a la compra de dólares en el resto de los países. “El temor al turismo desalentó las visitas”, aseguró Elizondo.

Los números relevados por el Indec y la Secretaría de Turismo dan cuenta de este fenómeno. En abril visitaron el país 181.177 turistas extranjeros, cuando en el mismo mes del año pasado habían entrado 221.652 personas, un 18,2% más.

Mientras tanto, los argentinos que se fueron del país sumaron 242.495, un 15,2% más que las 210.415 personas que lo habían hecho en abril del año pasado.
“Desde hace 8 ó 10 meses que la balanza empeora mes a mes”, diagnosticó Elizondo.

“En un escenario de escasez de dólares es un problema, mientras las reservas siguen cayendo y continúa la salida de capitales”, concluyó.