Blue $8,27 tras la última resolución de la AFIP

El dólar en el mercado paralelo ganó 19 centavos o 2,3%, hasta los $8,27 para marcar un nuevo precio máximo desde la salida de la convertibilidad, mientras que el dólar oficial se operó sin variantes, a $5,10 para la venta, según un promedio de las principales casas de cambio y bancos del microcentro porteño.

La brecha entre el tipo de cambio paralelo y el oficial trepó al 62,2 por ciento. Cuando comenzó el año, la brecha entre las cotizaciones era de 38,8% ($4,92 contra $6,83).

La aceleración alcista de la divisa norteamericana en el mercado informal se produjo después de que la AFIP anunciara este lunes un incremento de 5% del recargo que aplica a las compras con tarjetas de crédito en el exterior para detener la fuga de divisas, ahora en el 20 por ciento. La iniciativa de la AFIP también alcanzó a la compra de paquetes turísticos.

Operadores del mercado de cambios coincidieron en que el anuncio de mayores restricciones ejerció presión sobre los precios en el mercado informal, a la vez que consideraron que el reducido nivel de negocios, con una muy escasa oferta de billetes físicos, potenció la suba en la medida en que aparecieron los compradores. En el mismo sentido, los agentes de la plaza no descartan que el ajuste del precio «blue» intente replicar el 5% de suba para el llamado dólar «turista». En dos jornadas, ese incremento fue de 2,5% o 23 centavos.

El dólar «turista» que surge de los $5,10 del tipo de cambio oficial más el 20% de adelanto de impuestos percibido por la AFIP, alcanza los 6,12 pesos. Esta medida del ente recaudador se aplicó luego de que en 2012 la Argentina revirtiera el superávit de la balanza comercial por turismo por el incremento del número de ciudadanos argentinos que viajaron al exterior.

Un informe de Abeceb.com señala que «esta reversión del saldo del sector turismo fue una de las consecuencias no deseadas del cepo cambiario instalado hacia fines de 2011 y cuya intensidad se fue incrementando a lo largo de todo el año pasado. Es que por esta vía se canalizó, durante 2012, parte de la fuga de capitales del sector privado no financiero que fue impedido de adquirir divisas por motivo de atesoramiento».

Marcelo Trovato, de Pronóstico Bursátil, dijo que «la persona que está medianamente informada sabe que estamos con una inflación que se empieza a espiralizar, con un congelamiento de precios que no funciona, con un tipo de cambio absolutamente retrasado, con restricciones cada vez más sesgadas».

«Creemos que si no hay un giro integral y copernicano de la actual idea económica con la que se está gobernando, vemos que el Rodrigazo se queda corto, porque la distorsión de precios en Argentina es cada vez más preocupante», agregó Trovato.

En ese aspecto, un informe del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella indicó que las expectativas de inflación en la Argentina asciende al 33,5% para los próximos 12 meses.

El Banco Central no es indiferente a esta tendencia general en los precios de la economía, que incide la tasa de cambio. El ritmo de depreciación del peso superó este año a las previsiones oficiales, que estimaban un dólar promedio de $5,10 para todo 2013 en el presupuesto nacional. Este precio se alcanzó antes de que finalice el primer trimestre. De esta forma, la tasa de devaluación que convalidó la autoridad monetaria alcanza el 3,7% desde el 3 de enero y de proyectarse a doce meses se aproximará al 18,3% anual, por encima del 14,4% de 2012.

El dólar «contado con liquidación», utilizado para operaciones legales de fuga de capitales a través de la compra de acciones y bonos argentinos para venderlos en el exterior, se baja a 8,21 pesos.

En el mercado mayorista el dólar interbancario se mantiene estable a 5,095/5,0975 pesos, en una plaza en la que salió a vender dólares la banca oficial para aplacar la presión.

En el mercado formal, el euro bajó un centavo, a $6,54 en la franja compradora y $6,71 en la vendedora. El real avanzó un centavo y cerró a $2,56 para la compra y $2,76 para la venta. En el exterior, el Banco Central Europeo (BCE) fijó el tipo de cambio de referencia de la moneda común en los 1,2944 dólares.