Cómo será ir al gimnasio o comprar en el shopping y participar de una fiesta

Cómo será ir al gimnasio o comprar en el shopping y participar de una fiesta

Poco a poco y según las condiciones de cada provincia, en gran parte del país comienzan a habilitarse espacios que estuvieron cerrados durante la cuarentena. Se trata de aquellos que hacen inevitable las grandes concentraciones o contacto estrecho entre personas: shoppings, gimnasios, clubes y bares, por ejemplo, ahora reabren bajo estrictos protocolos de seguridad. Otros, como cines, teatros y centros de eventos, por el momento deberán esperar.

Los protocolos desarrollados por las distintas cámaras y asociaciones se inspiran en el camino marcado por países donde estas actividades ya se normalizaron. En dialogo con representantes de estos sectores para saber cómo será ir al gimnasio, al shopping, al cine o al teatro cuando sean habilitados para retomar las actividades.

En el caso de los Shoppings

«Tenemos los protocolos preparados desde el primer día y los certificamos con el Centro de Estudios Infectológicos del doctor Daniel Stamboulian», señala Mario Nirenberg, gerente general de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC). Y recuerda que en provincias como Mendoza, Salta y Tucumán, los shopping y galerías comerciales ya están funcionando.

Las medidas incluyen verificación de temperatura en el ingreso, alfombras que sean tratadas con productos sanitizantes y control del distanciamiento y del uso de barbijo por personal de seguridad. En los pasillos habrá alcohol en gel y en los sectores donde se forman filas se demarcará la distancia en el piso. Barandas y ascensores «ya tienen un protocolo especial de desinfección que ahora vamos a multiplicar por cuatro», apunta Nirenberg. Y explica que muchas marcas con presencia en shoppings tienen sus propias normas para que, por ejemplo, una prenda que se prueba pase por un proceso de sanitizado antes de volver al mostrador: «Estamos en mejores condiciones que los locales a la calle. Cuando nos habiliten, en 24 horas tendremos los shopping preparados», asegura.

Reapertura de Gimnasios

Los gimnasios es uno de los rubros habilitados en varias provincias y desde el sector confían en que en breve abrirán también en la ciudad. «Somos agentes de salud y un fenómeno barrial: el 80% de los clientes está en un radio de 600 metros», argumenta Fernando Storchi, CEO de Megatlon y presidente de la Cámara de Gimnasios de la Argentina (CGA).

Los ejes principales del protocolo proponen garantizar el distanciamiento, la limpieza y reducir al 50% el número de usuarios en simultáneo. «Las máquinas estarán separadas a dos metros, las clases grupales van a tener poca gente y se va a marcar en el piso tu sector y por dónde entrás», explica Storchi. Además, habrá una estación de limpieza cada 50 metros cuadrados y se implementaran «esquemas intensificados de limpieza y desinfección». Para reducir la concurrencia se usará un sistema de turnos , los grupos de riesgo no podrán usar las instalaciones y cada persona que ingrese pasará por un control de temperatura y deberá presentar una declaración jurada confirmando que no tiene síntomas. Un «supervisor de protocolo» en cada local asegurará que se cumplen las medidas.

Por el momento, en un total de 20 distritos de la Argentina ya se pueden practicar deportes mientras que en seis provincias van a reabrir los gimnasios. Cabe aclarar que la realización de esas actividades se lleva adelante bajo un estricto protocolo sanitario. Ya no es como antes del 20 de marzo, primer día de la cuarentena decretada por el gobierno nacional para frenar la pandemia. La “nueva normalidad”.

En Tierra del Fuego, por ejemplo, están autorizadas las actividades recreativas o deportivas durante una hora diaria. Los gimnasios están permitidos en las ciudades de Río Grande, Ushuaia y Tolhuin, igual que los estudios de danzas y artes escénicas, canchas de paddle y de tenis.

En Chubut, las ciudades están habilitadas para las actividades deportivas de práctica individual salvo Trelew que fue declarada con circulación comunitaria del virus.

El intendente de Rawson, Damián Biss,  “volvieron este miércoles con las actividades recreativas, ciclismo, pesca en la zona de Playa Unión y golf, entre otros”. Por su parte, varios mandatarios municipales están negociando con los propietarios de gimnasios para permitir su funcionamiento bajo un estricto protocolo sanitario.

En Jujuy los gimnasios reabrieron el 25 de mayo pasado, aunque recién el miércoles fueron autorizados para el uso de aparatos. Los asistentes deberán permanecer un máximo de 45 minutos luego de los cuales se impondrá una pausa obligatoria para desinfectar los elementos, tanto al aire libre como en los clubes.

Catamarca -uno de los lugares con cero contagio- es la tercera provincia en la que se puede ir al gimnasio desde que abrieron pero con la implementación de varias reglas: será obligatorio el uso de guantes individuales y distanciamiento social de 2 metros entre las personas, no hay posibilidad de entrenamientos en grupo, con vestuarios cerrados y sin autorización para la práctica de clases aeróbicas.

En otras seis provincias las actividades físicas se pueden realizar pero solo al aire libre: en Buenos Aires, ya son varios los municipios en los que se autorizó la práctica deportiva. Por ejemplo, Bahía Blanca, se puede salir a caminar, correr y andar en bicicleta de lunes a viernes y de 8 a 20, solicitando un permiso con un máximo de tres veces por semana y durante 1 hora. Hay que usar tapaboca y evitar el contacto físico.

Casamientos, fiestas de 15 y festejos

«Elaboramos un protocolo, pero una fiesta con barbijos para 20 personas no representa el carácter de un casamiento. Hay que ver si los clientes quieren festejar así», reflexiona Silvia Amarante, presidenta de la Asociación de Organizadores de Fiestas, Reuniones y Eventos Empresariales y sus Proveedores de la República Argentina (Aofrep)

El protocolo, aún no homologado, propone comunicar de antemano a los invitados las normas y el envío previo de una declaración jurada de que no tienen síntomas para poder asistir. En el lugar, se establecen normas de entrada y salida especiales y «un espacio aparte para los adultos mayores, mantener la distancia entre las mesas y asegurar todo lo que tiene que ver con al sanitación», explica Amarante. También propone rediseñar los espacios de mayor concentración, como recepción, pista de baile, guardarropas y la mesa de dulces, y criterios especiales para la cocina.

Teatros y cines 

Reúnen gran cantidad de espectadores en espacios cerrados y están restringidos en todo el país. Pero como en el teatro se realizan varias actividades sin público, como ensayos, el sector afina junto a la Fundación Huésped los detalles de un protocolo y se ilusiona con una reapertura parcial.

Los empresarios de salas de cine saben que para la luz verde falta. Gabriel Feldman, CEO de Multiplex y miembro de la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (Fadec), que nuclea a unas 200 salas pequeñas y medianas, remarca que la crisis es «muy profunda», pero hoy es clave el cuidado: «Lo peor es apurarse y meter la pata. Queremos que cuando se abra, el cine sea seguro y la gente venga a disfrutar». La Fadec empezó a diseñar un protocolo que aún no fue avalado por los infectólogos y, por eso, Feldman prefiere no adelantar detalles. Sí explica que siguen lo que pasa en otras latitudes donde la pantalla grande ya volvió: «Vamos a apoyarnos en esas experiencias y ver qué da resultado».

Según detalla Roberto Bisogno, a cargo de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (Aadet), es una normativa similar a la que aprobó el gobierno porteño para los músicos, recientemente habilitados para ensayar y hacer transmisiones por streaming. Algunos de sus puntos centrales son: incrementar las medidas de higiene personal; la desinfección de espacios y materiales; concentrar la actividad en horarios nocturnos; diferenciar los espacios de trabajo, acopio y refrigerio, y reducir las reuniones de coordinación mediante videollamadas.