Nuevas medidas económicas para frenar al dólar del día de hoy

Nuevas medidas económicas para frenar al dólar del día de hoy

Qué hay detrás de la medida que limita el crédito a exportadores

En una nueva jornada en la que el dólar fue protagonista, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció que dará una conferencia de prensa a las 18. Tras sus palabras, el Fondo monetario Internacional ( FMI) emitirá un comunicado sobre la Argentina.

En la previa, Lacunza y parte de su equipo se reunió con los enviados del organismo de crédito Alejandro Werner, Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne. El encuentro se produjo en la sede ministerial.

El Banco Central vendió otros 367 millones
Sigue la liquidación de reservas para tratar de frenar al dólar
En un escenario de incertidumbre a partir de las dudas sobre el próximo desembolso de FMI y la capacidad de la autoridad monetaria para mantener el tipo de cambio, la entidad que conduce Guido Sandleris realizó fuertes ventas para contener la suba de la divisa. También busca incentivar a los exportadores para que liquiden dólares. Se desploman los bonos y trepa el riesgo país.

La medida alcanza a las compañías que en los últimos 12 meses hayan exportado al menos el 75% de sus ventas totales

Para los exportadores de cereales, la decisión del Banco Central (BCRA) de limitar el crédito en pesos a estas grandes empresas y otras que venden en el exterior no les modificará la operatoria que ya tienen en el mercado interno y la medida no tendrá un impacto significativo sobre su actividad porque, según aseguran, usan como financiamiento los dólares que traen del exterior antes que tomar pesos en la plaza local.

Sin embargo, economistas del agro y operadores creen que la medida obligará a las empresas a vender dólares, les generará un descalce financiero y hasta representa una especie de acortamiento de plazos implícito para que ingresen las divisas. Vale recordar que el Gobierno a poco de asumir quitó todos los plazos para que las compañías ingresen las divisas.

Entre enero y julio pasados los exportadores liquidaron divisas por US$12.972.546.976, una merma, en el contexto de menores precios internacionales, de casi US$1300 millones versus igual período de 2018.

«La circular del Central no afecta la operatoria de liquidación de divisas de exportación. Los exportadores seguiremos operando con normalidad y el mercado de compraventa de granos está funcionando sin problemas. La circular está orientada a operatorias nuevas que están armando los bancos», señaló una importante fuente ligada con la exportación.

«Nunca se aplicó ese financiamiento en pesos acá. Nadie se financia en pesos; traemos los dólares de afuera para no cargar ese costo financiero a los productores», añadió ante una consulta de este medio.

Según la comunicación «A» 6765 de la entidad, los exportadores podrán tener créditos en pesos por hasta $1500 millones, unos US$25 millones y los bancos financiar con conformidad de la autoridad monetaria.

«En general es poco lo que se toma en pesos; no creo tenga demasiado impacto», evaluó otra fuente de la exportación.

No obstante, actores ligados a la cadena ven que la medida tendrá un efecto sobre la actividad.

«Van a tener que hacerse de pesos para comprar al productor y para eso van a tener que vender dólares. Esto es un prototipo de cuasi control de cambios; en lugar de restringir los dólares, lo hacen con los pesos (al limitar el financiamiento a los exportadores)», señaló Jorge Ingaramo, economista del sector.

Para Ingaramo, la medida representa una pérdida para los exportadores. «Es una pérdida porque el exportador va a vender al tipo de cambio comprador, con el cual también paga las retenciones, mientras la brecha entre el comprador y el vendedor es cada vez más grande», afirmó. «Le genera un descalce financiero», añadió.

En opinión de Eugenio Irazuegui, de la firma Zeni, la medida «es una manera más sutil, no explícita, de acortar el plazo de liquidación de divisas».

«Al ser una medida con aplicación inmediata, lógicamente altera la planificación financiera de las empresas», indicó. «La publicación oficial aminoró la suba inicial del tipo de cambio», añadió el especialista.

Los exportadores pagan a los productores en pesos convirtiendo los dólares que ingresan Los exportadores pagan a los productores en pesos convirtiendo los dólares que ingresan Fuente: Archivo – Crédito: Shutterstock
Recordó que tanto exportadores como las fábricas aceiteras necesitan los pesos para afrontar sus obligaciones y el pago a los vendedores como acopios y productores, dependiendo del capital de trabajo de cada empresa y los compromisos que tienen que pagar.

Otra fuente de la exportación fue en la línea de que el financiamiento en pesos no era importante para las empresas del sector, pero «estos días» si estaba siendo una alternativa en medio de créditos fiscales pendientes de pago.

«La variante de tomar pesos es muy buena, porque a estas tasas de dólar futuro te convenía tomar pesos en el banco que traer dólares y cambiarlos y ante el crédito (fiscal) que te iban a devolver cubrirte comprando dólares diferidos. Ahora el Gobierno sacó esa pata», señaló.

Según este operador, el Gobierno dejó «colgados» a estos actores con los créditos fiscales. «Cuando el Gobierno, mediante la modificación del sistema SISA (que simplificó en un único punto diversos registros del productor) cambió las retenciones del IVA, pasando del 2,5% a un esquema distinto donde hoy por hoy estamos en 5,5%, le sacó la exposición al productor y se la pasó al exportador. Esa plata es parte del giro de capital de trabajo; entre que pagás la soja al productor hasta que cobrás del Gobierno pasan 5/6 meses y esto quiere decir que tenés una deuda del Gobierno en pesos», señaló.

«Si se modifica el tipo de cambio estás en el horno. Cuando el año pasado el dólar pasó de 28 a 39, los exportadores sino tenían cobertura perdían esa plata según lo que tuvieran en créditos fiscales», agregó.

Durante la jornada del martes, la entidad bancaria había sacrificado 302 millones de dólares en la plaza local para contener el dólar y aun así se produjo un alza hasta los 58,66 pesos. Ante el fuerte aumento del riesgo país y la reactivación de la corrida contra el dólar y los bonos argentinos, el Banco Central apuró una medida para forzar la liquidación de divisas de la exportación, con dudosa efectividad.