Las claves de la reforma judicial y atropello anunciada por Alberto Fernández

Las claves de la reforma judicial y atropello anunciada por Alberto Fernández

Las famosas 60 medidas que quieren presentar de prepo hasta que termine septiembre, son copia fiel, del sistema de Gobierno en Venezuela…

Un atropello a la Justicia, donde se quieren desplazar a todos los jueces intervinientes en causas en contra de CFK y el resto de los participantes, donde ahora se persigue a Macri y el resto de su gabinete.

Una Argentina, sin rumbo, sin justicia, y donde más que cacerolazos y protestas la mayoría de los Argentinos no puede hacer, más en momentos dónde la economía no tiene rumbo, la mayor parte de la gente no tiene dinero y le cuesta muchísimo llegar a fin de mes, y la inseguridad se liberó para también ayudar a tapar lo que el actual Gobierno de Alberto Fernández y CFK están haciendo para convertir a la Argentina, en la nueva Venezuela 2.0

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, presentó este miércoles en la Casa Rosada el proyecto de ley de reforma de la Justicia. El mandatario dio detalles de la iniciativa que plantea la modificación de la estructura del fuero federal.

El jefe de Estado expuso los alcances del proyecto que enviará al Congreso de la Nación. Lo acompañaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, e integrantes del Consejo Consultivo que lo asesorará para modificar la Corte Suprema. Pero no hubo presencia de la oposición y de los cinco integrantes del máximo tribunal concurrió sólo una, Elena Highton, vice del cuerpo.

Creación del Fuero Penal Federal

Se unificarán los fueros Criminal y Correccional Federal y Nacional en lo Penal Económico, ambos de la Capital Federal, bajo la denominación de fuero Penal Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Quedará integrado con los Tribunales Orales, las Cámaras de Apelaciones y los Juzgados ya existentes en los fueros que se unifican, y los órganos que se crean por la presente ley.

Se crearán 23 Juzgados en lo Penal Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Los Juzgados ya existentes y los que se crean actuarán con una secretaría cada uno, sin perjuicio del Juzgado que tiene a su cargo la secretaría con competencia electoral.

Sobre las causas en trámite

Las causas actualmente en trámite y radicadas ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal, los Tribunales Orales Nacionales en lo Penal Económico, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico, los Juzgados en lo Criminal y Correccional Federal y los Juzgados Nacionales en lo Penal Económico continuarán su trámite ante esos mismos órganos, hasta su conclusión, según las competencias establecidas en el Código Procesal Penal de la Nación. Ello sin perjuicio de los cambios de denominación previstos en esta ley.

Cambios en el Ministerio Público Fiscal

El Ministerio Público Fiscal cumplirá sus funciones ante los Tribunales Orales, la Cámara de Apelaciones y los Juzgados del fuero creado por el proyecto de ley, y se crearán 23 Fiscalías que actuarán ante los Juzgados en lo Penal Federal, con una secretaría cada una, y 6 que lo harán ante los Tribunales Orales en lo Penal Federal, también con una secretaría cada una.

También se propone la creación de ocho Defensorías Pública Oficiales que actuarán ante los Juzgados y la Cámara en lo Penal Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con una secretaría cada una, y tres similares que harán lo propio ante los Tribunales Orales en lo Penal Federal.

Implementación del Código Procesal Penal

El proyecto establece que, dentro del plazo máximo de dos años de la entrada en vigencia de la ley, deberá implementarse el Código Procesal Penal Federal en el Fuero Penal Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Para ello, se determina que se deberá transferir la competencia para investigar y juzgar la totalidad de los delitos cometidos en el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con excepción de la materia federal, al Ministerio Público y a los jueces competentes de la referida ciudad, respectivamente.

Justicia Civil, Comercial y Contencioso Administrativo

Se impulsa la unificación de los fueros Nacional en lo Civil y Comercial Federal y Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal, ambos de la Capital Federal, bajo la denominación de fuero en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El fuero quedará integrado por una Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo Federal, por Juzgados de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo Federal y por Juzgados Federales de Ejecuciones Fiscales Tributarias, todos con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Con sólo una jueza de la Corte Suprema y sin la oposición, Alberto Fernández presentó su proyecto de reforma judicial

Justicia Penal Federal en las provincias

Se crearán 94 juzgados federales de Primera Instancia en lo Penal con asiento en las provincias y sus respectivos cargos de juez o jueza.

Se crearán en el ámbito del Ministerio Público de la Defensa de la Nación 23 cargos de defensor o defensora oficial ante los juzgados federales de primera instancia en lo Penal con asiento en las provincias, y 85 cargos en el ámbito del Ministerio Público Fiscal.

Las principales ausencias y presencias en la presentación de la reforma judicial

Reglas de actuación

Los jueces y las juezas de todos los fueros con jurisdicción federal con asiento en las provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, deberán dar estricto cumplimiento a las reglas de actuación que a continuación se indican, en el desarrollo de la función judicial que le ha sido encomendada: a) Mantener un trato equivalente con las partes, sus representantes y abogados o abogadas.

b) No realizar comportamientos que constituyan conductas de favoritismo, predisposición o prejuicio respecto de cualquiera de las partes.

c) Garantizar que las personas reciban un trato digno e igualitario.

d) Ejercer sus funciones libres de interferencias.

e) Comunicar en forma inmediata al Consejo de la Magistratura de la Nación cualquier intento de influencia en sus decisiones por parte de poderes políticos o económicos, miembros del Poder Judicial, Ejecutivo o Legislativo, amistades o grupos de presión de cualquier índole, y solicitar las medidas necesarias para su resguardo.

f) Evitar que el clamor público y el miedo a la crítica incidan en sus decisiones, y en ningún caso deberán actuar en base a consideraciones de popularidad, notoriedad u otras motivaciones impropias.

g) No valerse del cargo para promover o defender intereses privados, transmitir ni permitir que otros u otras transmitan la impresión de que se hallan en una posición especial para influenciar.

Argentina, con hambre y delitos en las calles creciendo día a día, momento perfecto para que el Gobierno haga las reformas a destajo, para liberar a los pocos que aún quedan presos, seguir robando, y además vengarse del anterior Gobierno con Macri a la cabeza.