Kicillof no logró acordar con los acreedores y pagará el bono de U$S 250 millones con fondos de la provincia

Kicillof no logró acordar con los acreedores y pagará el bono de U$S 250 millones con fondos de la provincia

A pesar de los esfuerzos y las postergaciones, Axel Kicillof no logró convencer a los acreedores más duros de postergar el cobro de un bono que tenía que abonar el pasado 26 de enero. Y, entonces, decidió pagar el vencimiento con fondos propios y así evitar el default.

Las condiciones de emisión del BP21 establecen que existe un período de gracia de 10 días para demoras en el pago de un vencimiento de capital y de 30 días en el caso de demoras al abonar intereses. El período de gracia termina mañana, 5 de febrero.

El 14 de enero pasado la provincia lanzó una “solicitud de consentimiento” a los tenedores del bono, un mecanismo estipulado en el contrato original que sirve para cambiar las condiciones de pago con el consenso de los bonistas. La propuesta original consistía en postergar el pago de los u$s250 millones de capital hasta mayo, pero la fecha límite para adherir a esa propuesta pasó sin obtener el acuerdo de tenedores que entre todos sumen al menos el 75% de la emisión original.

El Gobernardor de la Provincia de Buenos Aires dijo que la situación global de la deuda bonaerense es «insostenible e impagable» en las condiciones actuales, dado que sólo este año hay vencimientos por 220.000 millones de pesos, lo que representa el 15% del total de recursos disponibles en la provincia por todo concepto.

Fidelity, el mayor fondo de inversión del mundo con recursos gestionados por 418.000 millones de dólares en los cinco continentes, exigía cobrar toda la deuda en cuotas, pero antes de mayo, que era el mes propuesto por el gobierno provincial. Ese fondo tenía la potestad de bloquear toda la operación propuesta por Kicillof dado que administra más del 25% del bono BP21, lo que tornó imposible que se alcanzara la adhesión necesaria del 75%.

Durante la conferencia, el gobernador cuestionó a la gestión anterior y puntualmente a Mauricio Macri por sus dichos en su primera aparición pública tras dejar el poder. «Aparentemente el ex presidente sabía que tomando toda esta deuda, un día no te prestan más. Y eso ocurrió en febrero de 2018, a dos años de mandato: no le prestaron más y todo se fue a plin plin plin…», ironizó el economista. Y agregó: «Encima dice que le decían ‘tranquilo, no se puede tomar deuda eternamente'».