Alternativas para dolarizarse de manera legal en pleno cepo

Alternativas para dolarizarse de manera legal en pleno cepo

n tiempos de cepo cambiario, alta inflación, restricciones en el acceso a versiones libres del dólar y la incertidumbre por la pandemia del coronavirus, las opciones de invertir ahorrar sin exponerse a la devaluación se acotan. Sin embargo, existen algunas alternativas vinculadas con el sector financiero o los consumos de bienes durables, importados o la compra de viajes adelantados. A continuación, un repaso por algunas de estas ideas y los riesgos que presenta cada alternativa.

Cedears

Los Certificados de Depósitos Argentinos (Cedear) son una herramienta que permite invertir en pesos y cubrirse de la volatilidad del tipo de cambio. Se trata de un instrumento financiero que se opera en el mercado local, pero que representa acciones de otras compañías que cotizan en el exterior, en dólares.

Las opciones son amplias. Amazon, Mercado Libre, Globant, Apple, Microsoft, Netflix, Facebook o Tesla son algunas de las compañías en las que se puede invertir desde la Argentina utilizando Cedears.

Para eso, es necesario contar con una cuenta comitente para realizar inversiones en el mercado de capitales. Esto puede realizarse en un banco tradicional o en las sociedades de bolsa que se dedican especialmente a este fin. La ventaja de este instrumento es que su cotización está sujeta a los movimientos del valor de las acciones en el exterior y resultan ajenas a las condiciones de la macroeconomía argentina y la volatilidad del tipo de cambio.

En Bienes durables e importados

Es una opción que muchos argentinos están eligiendo. Según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, las compras de electrodomésticos desde que comenzó la cuarentena crecieron un 252% y fueron el rubro estrella en el comercio online en el país.

Es una inversión un Auto 0 kilómetro

Es otro de los booms de las últimas semanas, según explican en las concesionarias que primero comenzaron a registrar la tendencia a través de su atención online y, una vez que volvieron a abrir las puertas, también en sus locales.

Si bien los autos se venden en pesos, los importadores los traen al país al tipo de cambio oficial, y esa es la oportunidad que muchos clientes ven para adquirir un bien dolarizado con sus ahorros. Además, en un contexto de fuerte caída en las ventas en los últimos años, las terminales y los concesionarios están aplicando bonificaciones y descuentos para hacer más atractivo el precio final al consumidor.

La dinámica cobró impulso, además, por la brecha cambiaria, que ofrece ventajas a quien ya tiene dólares ahorrados. Al hacer el rulo automotor, un cliente vende sus dólares en el mercado paralelo (ilegal) o en la bolsa, y obtiene más pesos de los que recibiría si los cambiara en el mercado oficial para comprar su auto o moto. El mecanismo ya encendió luces amarillas en el Gobierno y la AFIP, que cuentan con sus herramientas de monitoreo para controlar este tipo de operaciones de gran volumen de dinero.

Propiedades

El mercado de la construcción y la compraventa de inmuebles está virtualmente paralizado, pero algunos encuentran oportunidades para ingresar en pesos y adquirir una propiedad, cuyo precio está dolarizado. Las oportunidades están dadas por proyectos desde el pozo o herramientas de crowdfunding inmobiliario, que ofrecen el ingreso con cuotas o módulos de bajo valor. En este caso, también, el riesgo está asociado a los plazos, la ejecución de la obra y los condicionamientos que la pandemia arroja sobre el sector.

Comprar Pasajes de avión aunque no se sabe si el destino a donde se va, estará abierto, y a su vez si Argentina tendrá abiertas las fronteras hacia ese país

Es una decisión de alto riesgo, pero que algunos argentinos comenzaron a considerar aprovechando los descuentos y promociones que muchas aerolíneas lanzaron en las últimas semanas. Precios de liquidación y planes de cuotas sin interés son los incentivos que empresas y agencias proponen para intentar recuperar parte de las ventas, aun con la incertidumbre sobre el regreso de los vuelos tras la pandemia

Para el comprador, adquirir un pasaje hoy permite asegurar un precio en pesos por un pasaje en dólares, que también ajusta según sube el tipo de cambio. Además, comprar en cuotas fijas permite diferir ese pago a lo largo de los meses, con un monto fijo en pesos.

En las agencias de turismo señalan, además, que los precios actuales para viajar dentro de la Argentina y al exterior (Australia, Europa, Miami, Rio de Janeiro) están en valores significativamente bajos. Muchas aerolíneas, además, agregan posibilidades como el cambio de destino o fechas sin penalización, para atraer más clientes.

De todas maneras, esta decisión no está exenta de grandes riesgos. Una tiene que ver con el futuro de la pandemia y el impacto que la cuestión sanitaria pueda tener sobre la dinámica de los vuelos y el turismo local e internacional: si bien en Europa algunos países planean retomar los viajes en junio, en la Argentina la disposición del Gobierno es reactivar este rubro en septiembre.

El otro riesgo está asociado al futuro de las compañías aéreas. Con los cielos y las fronteras cerradas, muchas empresas atraviesan dificultades financieras y tienen problemas para mantener su operación. En Europa, el estado alemán acordó un salvataje de 9000 millones de euros para Lufthansa, a cambio de un 20% de su capital accionario, mientras que en Latinoamérica, Latam abrió la solicitud para reorganizarse financieramente bajo el marco del capítulo 11, en los Estados Unidos, en una decisión que alcanza sus filiales en Chile, Perú, Colombia y Ecuador. En este contexto, adquirir un pasaje para el futuro no está exento a la incertidumbre sobre si, llegado el momento del viaje, la compañía estará activa.