Primero YPF ahora Shell, las naftas y gasoil más caros para todos y todas

Como suele suceder cada vez que YPF aplica un aumento, Shell espera un día o dos y luego la emula. Desde la medianoche de ayer, la empresa angloholandesa retocó los precios de todos sus combustibles en Buenos Aires.

En sus 50 estaciones, Shell incrementó un 5,6% el precio del gasoil (formula diesel), que pasó de $ 6,569 que estaba el martes a $ 6,959 que exhibía ayer. La nafta súper subió un 2,7%: pasó de $ 7,199 a $ 7,399. El gasoil premium (V Power Nitro Diesel) de la compañía escaló un 2,5%, de $ 7,869 a $ 8,069. La nafta premium (V Power Nitro Nafta) saltó un 1,4%, de $ 8,479 del martes a $ 8,599 ayer.

Estos incrementos son los que están en las 50 estaciones propias de Shell en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. El resto de las estaciones que operan con esa marca pero que no son de la compañía, suelen tener precios algo más elevados, ya que Shell les pasa “precios sugeridos”, pero el importe final lo determina el dueño de la estación. En general, suelen ser 10 o 20 centavos más caros.

El incremento de Shell llega luego del aplicado por YPF a comienzos de la semana. La estatal expropiada retocó 2,5% la premium, 3,6%, la súper; 2,9% el diesel “premium”, y 1,3% el común.

Hasta ayer, las estaciones de servicio de otras marcas (como Esso) no habían aplicado nuevas subas.

Aún con el incremento de ayer, la súper “premium” de Shell todavía es más barata que la de Petrobras. La brasileña cobra $ 8,699 su combustible “podium” y $ 8,299 el gasoil de esa denominación.

Aunque la secretaría de Comercio Interior fijó precios “máximos” a los combustibles, los mismos son una incógnita. Los datos sólo los poseen las mismas petroleras y Guillermo Moreno. Como no se hicieron públicos, nadie sabe de cuánto puede ser un próximo aumento. Se supone que el precio máximo que se cobraba en alguna localidad bonaerense antes del 9 de abril –cuando se publicó la resolución de Comercio Interior– funciona como “techo”. Los importes más altos estaban en Azul o 25 de Mayo, por ejemplo.

Se trata de una de las limitaciones del “descongelamiento de precios”, como lo llamó el último informe del Banco Ciudad. “La Secretaria de Comercio Interior no fijó los precios, sino que determinó topes correspondientes por zonas. Los ajustes llevaron los valores de la nafta “premium” cerca de los $9”, describieron.