Las reservas sufren el deterioro externo

El deterioro creciente en el nivel de reservas internacionales del Banco Central, advierten sobre un creciente deterioro de uno de los pilares de la economía durante los gobiernos kirchneristas. Es que contrariamente a lo esperado, durante el segundo trimestre del año no se produjo la esperada recomposición del nivel de tenencia de activos internacionales, como sucedió en otros años.

La consultora destaca que conocidos los datos correspondientes al primer trimestre de 2013 del Mercado de Cambios publicados por el Banco Central, se observa que muchos de los problemas generados por el cepo sobre el balance cambiario persisten o se agravan, mientras que aparecen nuevos factores sobre los cuales el efecto de las restricciones en el mercado cambiario demoró más en hacerse visible. El trabajo señala que con los datos de cierre de 2012 ya era notable el freno sobre la fuga de capitales, resultado que se mantuvo durante el primer trimestre de 2013, cuando de hecho se registró una entrada neta de 110 millones de dólares. En el caso de la remisión de utilidades y dividendos de las empresas se advirtió una leve relajación de las restricciones, dado que respecto al primer trimestre de 2012 el resultado negativo se incrementó levemente. A su vez, las empresas continúan compensando esta imposibilidad en la remisión de divisas a sus casas matrices a través de la cancelación de préstamos, lo que se refleja en un aumento del déficit en concepto de préstamos financieros de más de 1.500 millones de dólares.

VIAJES Y TURISMO

La salida de divisas a través del turismo, el resultado negativo impulsado desde la instauración del cepo se agravó en lo que va de 2013.

En los primeros tres meses del año salieron por este concepto 2.280 millones de dólares, casi 1.800 millones más que en el mismo período del año anterior.

Pero a estos problemas que ya veníamos observando se suma otro en 2013. El aumento en la brecha entre el dólar oficial y el dólar “blue”, que se incrementa junto con la imposición de restricciones en el mercado cambiario, constituye un fuerte desincentivo para los sectores exportadores que se ven obligados a liquidar sus divisas al dólar oficial. Es por esto que ya desde fines del año pasado comenzó a notarse una desaceleración en el ingreso de divisas por liquidación de exportaciones, situación mucho más notable si consideramos el primer trimestre de 2013, cuando por este concepto ingresaron 2.711 millones de dólares menos que en el primer trimestre de 2012. Como consecuencia de lo anterior, la caída en las reservas internacionales persiste, y en lo que va del año, ya resulta mayor a la de todo 2012.

En opinión de Economía & Regiones destaca que las trabas a las importaciones y el cepo cambiario afectaron negativamente la demanda agregada y el nivel de actividad. La tasa de crecimiento se enfrió y el PBI creció tan sólo 1.4% en 2012. Más allá de su impacto negativo sobre la tasa de crecimiento del PBI, el fortalecimiento del cepo no sirvió para erradicar la pérdida de reservas, que siguieron cayendo.

Por ende crece la preocupacion Oficial por las caídas de reservas del BCRA.