El Paro es grande aunque el Gobierno lo niega

Los líderes opositores al Gobierno, Luis Barrionuevo y Hugo Moyano convocaron el paro que comenzó con piquetes y cortes en distintos puntos de los accesos a la ciudad de Buenos Aires y con amedrentamientos a algunos trabajadores de líneas de colectivos que están brindando un servicio normal.

Las agrupaciones de izquierda, como el MST, PO y el PTS, lideran piquetes en varios accesos para impedir el tránsito normal con el fin de asegurar el éxito del paro. Pese a que Moyano se desentiende de los piquetes, como ocurrió en los paros anteriores, los cortes resultan clave para hacer desistir a aquellos que quieren ir a trabajar.

Las autopistas también sufren cortes, en la Panamericana, a la altura de Hernry Ford, el corte es total en ambas manos de circulación, mientras que en Acceso Oeste, a la altura del km 16, el corte es en la mano a Capital. También hay cortes en el Puente Pueyrredón (subida de avenida Mitre), Puente La Noria y ruta 3 y Camino de Cintura.

Los trenes están totalmente paralizados, en tanto que las líneas de subte A, C, D, E, y H brindan su servicio de forma «normal», según informó la empresa Metrovías. La compañía indicó que «es importante aclarar que la prestación del servicio durante la jornada estará supeditada a las posibilidades de que el personal de los distintos turnos pueda llegar a sus puestos de trabajo».

A través de un comunicado, la empresa indicó que la Línea B «se encuentra interrumpida por representantes gremiales que adhieren al paro general», mientras que el Premetro «no se encuentra brindando servicio por el momento, pero se espera que pueda hacerlo en breve».