Bajan precios de autos de alta gama, y suben los más baratos

Bajan precios de autos de alta gama, y suben los más baratos

Los cambios anunciados por el Gobierno en los impuestos internos que gravan los autos cero kilómetro deberían afectar de manera positiva a los modelos que hoy tienen un precio al público de entre $ 520.000 y $ 1,2 millón.

En esta banda de precios hay varios modelos que entran en la categoría medianos, y también muchas versiones de los que los argentinos consideramos autos de lujo: todos los Audi A1, todos los A3 y hasta alguna versión del A4, así como toda la Serie 1 de los BMW y los modelos Clase A, Clase B, GLA y Clase C de Mercedes Benz. Estos modelos, y muchos otros más, hoy están afectados por una alícuota de impuestos internos del 10% que, una vez eliminada, debería hacer que su precio al público baje un 11%.
¿Cuándo ocurrirá eso? No será en los próximos días. Dentro de las automotrices aseguran que para que haya una eliminación del impuesto –no un simple cambio de alícuota- debe ser tratado dentro del Congreso, en el marco de la ley de reforma tributaria. De modo que no hay que esperar ni una rebaja ni tampoco incrementos de precios generados al calor del anuncio de esta potencial eliminación del gravamen.

El ministro Dujovne, cuando anunció la rebaja, hablaba de vehículos por encima de 380.000 pesos. Lo que realmente sucede, es que a ese precio, que es el precio «mayorista», todavía falta incorporarle el margen comercial de la concesionaria.

En los hechos, los impuestos internos hoy impactan en un precio al público a partir de la franja entre 500.000 y 520.000 pesos.
En cambio, hay varios modelos que son medianos que están en una zona gris, al límite del impuesto.
Varios son de producción nacional: el Renault Fluence GT2, el Ford Focus Titanium, la Honda HRV EX y las versiones más caras del Citroën C4 Lounge, Peugeot 308, Peugeot 408 y Chevrolet Cruze LTZ.

Los modelos brasileños Renault Duster y Capture, Ford Ecosport, Chevrolet Tracker, Toyota Corolla, Honda Civic, Jeeep Renegade.
La mayor parte de esos modelos están exentos del impuesto interno, al menos por ahora, porque su precio no toca el límite de los $520.000. Pero si el impuesto resulta finalmente eliminado, es probable que muchos de esos modelos tengan una suba de precios prácticamente al día siguiente.

En algunas automotrices, el margen que dejan de cobrar por esos modelos es compensado por incrementos adicionales en modelos más chicos.

En otra automotriz, una de las que produce más volumen, reiteraron lo “reciente” del anuncio. Pero en las dos empresas destacaron como “positivo” que, si sale la ley como fue anunciada, muchos modelos nacionales quedarán exentos del impuesto.

Veremos algo antes del 31 de diciembre de 2017?