Aumentos en abril a combustibles, subte y gas

Aumentos en abril a combustibles, subte y gas

Desde el próximo lunes 1 de abril de 2019, nuevo tarifazo

Aumentos de tarifas desde el 1 de abril de 2019 en Subte
A partir de abril, el precio del pasaje del subte subirá a $19 y el premetro pasará a costar $7. El boleto ya había subido en febrero a $16,50 ($6 el viaje en premetro).

Aún no se definió la fecha en la que se aplicará el ajuste, que fue debatido en audiencias públicas. En mayo habrá un nuevo incremento, que llevará el valor de los pasajes a $21 y $7,50, respectivamente.

Los pasajeros que utilicen más de un transporte público tendrán descuentos por el esquema multimodal del modelo Red SUBE, introducido a comienzos de 2018. Según esa modalidad, a partir del segundo pasaje -cambiando medio de transporte o línea- se paga un 50% del valor, y en los tres siguientes, un 25%.

En marzo ya se había aplicado una tanda importante de aumentos que incluyó el precio de las naftas, el último de los tres tramos anunciados por el Gobierno para el transporte público (trenes y colectivos), el servicio de electricidad, la telefonía móvil y los cigarrillos.

Con los incrementos previstos en los servicios de electricidad, gas y transporte público, el Gobierno busca disminuir el gasto en subsidios, ya que este año debe cumplir con la meta de déficit fiscal cero pautada con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Aumentos de tarifas desde el 1 de abril de 2019 en Combustibles
En primer lugar, los combustibles tendrán un ajuste, tanto por el aumento del valor internacional del petróleo como por el segundo tramo del impuesto nacional a los combustibles. Desde la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro del País (Fecac) advirtieron que en abril habrá un doble aumento del precio en los surtidores de los combustibles.

El precio de los combustibles se define en base a distintas variables: el dólar, el valor del crudo a nivel internacional (el tipo Brent, referencia para el mercado argentino), el costo de los biocombustibles, la inflación y los impuestos explican qué ocurre con los precios en el surtidor. La última suba fue del 2,8% en las estaciones de servicio de YPF, que tiene más del 50% de participación del mercado, y de la marca Shell, que está bajo licencia de la petrolera Raízen.

En la ciudad de Buenos Aires, según la última actualización, YPF vende el litro de nafta súper a $38,67, el litro de Infinia (la marca premium de la empresa) cuesta $44,62, el de gasoil Diesel 500 vale $36,17 y el de Infinia Diesel, $42,33.

Las estaciones de Shell, que tienen el 20% de participación del mercado, tienen ahora el valor del litro de nafta y gasoil para la ciudad de Buenos Aires de esta manera: Fórmula Shell Súper, $39,60; V-Power, $45,67; Fórmula Diesel 500, $37,82, y V-Power Diesel, $43,99.

Aumentos de tarifas desde el 1 de abril de 2019 en Gas
El mes tendrá un aumento de la tarifa del gas en los hogares, que se aplicará en el marco de la Revisión Tarifaria Integral (RTI). Si bien aún no se oficializó el porcentaje del aumento, hay varios factores que influyen en esta definición. En la última audiencia pública, las empresas solicitaron un ajuste promedio del 35%, mientras que el Gobierno insiste en que el incremento no superará al 30%.

La suba entrará en vigencia a partir del 1° de abril y los cuadros tarifarios serán publicados en el Boletín Oficial . Uno de los factores que impactará será la variación del tipo de cambio. Para definir el aumento en las tarifas desde abril se tomará el precio promedio del valor del dólar vendedor del Banco Nación de los primeros 15 días de marzo.

Las boletas de gas están compuestas por el valor del insumo, que representa casi la mitad de la tarifa total; el transporte, que significa un 11%; la distribución (17%), y los impuestos, que pesan casi un 26% en la tarifa promedio. Este último componente es variable según la localidad, aunque el mayor componente es el IVA.

En este contexto, el Gobierno confirmó que un 20% de la factura de los meses de invierno se podrá postergar y prorratear en los meses de verano, con el objetivo de aplanar los montos y evitar los pagos más altos en meses de mayor consumo.