Todos los cambios que vienen en la cuarentena de la Ciudad

Todos los cambios que vienen en la cuarentena de la Ciudad

Nueva etapa de la cuarentena desde el lunes 8 de junio hasta el 28 de junio. Uno por uno, los cambios que vienen en la cuarentena de la Ciudad

Desde la apertura de los negocios de ropa y calzado y el permiso para salir a correr. Cuáles son los protocolos en los comercios que abrirán, horarios para salir a correr, la vuelta al cole y las salidas recreativas con los chicos los fines de semana

Estas son algunas de las claves de esta nueva etapa a partir del próximo lunes 8

Reapertura de comercios de ropa y calzado

Locales de ropa y calzado podrán reabrir, siguiendo un protocolo elaborado por las cámaras del sector. Sus empleados no podrán usar el transporte público para ir a trabajar y los traslados estarán a cargo del empleador.

Como en los otros comercios, habrá que usar barbijos y productos desinfectantes para la limpieza del local. La cantidad de gente dependerá de sus dimensiones: se permitirá una persona cada 15 metros cuadrados, como ocurre con el resto de los comercios ya habilitados para funcionar. Y en el caso de los locales más chicos atenderán con el mostrador en la puerta, sin ingreso de los clientes.

Los probadores no se podrán usar. El cliente deberá llevarse las prendas sin ver cómo le quedan. Según trascendió, si no está a gusto con el artículo que compró, o no es su talle, tendrá la posibilidad de devolverlo y el comerciante deberá reintegrarle el dinero.

Las prendas devueltas deberán ser preservadas durante 48 horas, el tiempo que se cree que el virus permanece en la ropa, antes de volver a ser expuestas u ofrecidas a otro cliente. También se mencionó la posibilidad de rociarlas con alcohol o algún tipo de desinfectante.

Zapaterías tampoco se podrá probar el calzado. Si algún par es devuelto por el cliente, también lo dejarán dos días separado para asegurarse de que no contenga el virus. También se analiza la posibilidad de aplicarles algún tipo de desinfectante.

No se permitirá la apertura de sastrerías ni de locales de ropa de diseño que hacen ropa a medida, porque en esos casos sí es necesario que el cliente se pruebe varias veces las prendas. Algo que en este momento implica un riesgo de contagio.

Más salidas para los chicos

Los chicos podrán salir tanto el sábado como el domingo y sólo con un padre.

Hasta el momento, los chicos de hasta 15 años, inclusive, sólo pueden salir un día del fin de semana, en función del número de DNI del padre que los acompaña. También pueden ir con un adulto para hacer las compras, pero sólo si no hay con quien dejarlos en la casa. Como la experiencia fue buena, el Gobierno porteño habilitará la posibilidad de que hagan más salidas a partir de la semana próxima.

En concreto, los chicos podrán hacer salidas recreativas los dos días del fin de semana, ya sin importar el número de DNI del adulto que los acompañe. Al mismo tiempo, se implementarán varias iniciativas para que esos paseos sean más divertidos. Una de ellas es hacer intervenciones en el espacio público: crearán circuitos lúdicos y tecnológicos, juegos y acertijos en las calles.

Además, se va a invitar a los vecinos a hacer intervenciones en sus puertas, balcones y ventanas para que los chicos las vean durante sus salidas.

Actividad física sólo running y caminatas

Correr o hacer caminatas estaría permitido de 20 a 8 de la mañana

Después de 80 días entrenando a puertas cerradas, los runners quedarán liberados para salir a correr. Claro que con algunas limitaciones. Sólo podrán hacerlo entre las 20 y las 8 de la mañana y en los alrededores de su domicilio. También estarán permitidas las caminatas y andar en bicicleta.

No se admitirán los entrenamientos en grupo: como máximo se permitirán salidas de a dos. Como en horario nocturno hay poca gente por la calle, no se hará un ordenamiento por número DNI.

Ciclistas aún se analiza si, al igual que los runners, podrán salir a partir del lunes 8, de 20hs a 8hs

Los espacios verdes con rejas no serán reabiertos, pero sí se podrá correr a su alrededor. Por ejemplo, el Parque Centenario tiene un circuito marcado en su contorno que se podrá utilizar. En esos lugares, el jefe de Gobierno anunció que se «reforzará» la seguridad.

El cuanto al uso del tapabocas, Rodríguez Larreta anunció que será obligatorio, como en el resto de la Ciudad.

Los grupos de corredores también hicieron sus propias propuestas para que la actividad sea más segura. Sugieren el uso de anteojos y mantener una distancia de diez metros entre unos y otros. Además, al cruzarse con otro corredor, recomiendan girar la cabeza hacia el lado contrario para evitar salpicarlo, tanto con el sudor como con la tos o los estornudos.

Celebraciones religiosas, algo innecesario para nuestro parecer, más con religiones ortodoxas que ya causaron cientos de casos de infracciones y contagios

El jefe de Gobierno también presentó otra novedad de la cuarentena que se extiende hasta el 28 de junio. Se permitirán celebraciones religiosas online. Es decir, una o dos personas podrán ingresar a iglesias o templos para emitir desde, algo que hasta ahora no se podía hacer.

Qué pasará con las peluquerías, abrirán a partir del 21 de junio

Aunque muchas peluquerías, desde Recoleta hasta Flores nunca dejaron de atender, y estuvieron yendo a domicilios o con la persiana semi baja y atendiendo clientes a escondidas… Las peluquerías todavía no podrán abrir, pero falta poco para que vuelvan a trabajar. En el Gobierno porteño y en el sector aseguran que, si no se complica la situación sanitaria, en dos semanas podrían volver a funcionar, respetando un protocolo estricto para evitar contagios.

Para atenderse habrá que sacar turno. Darán uno cada hora y media, para tener tiempo para desinfectar el local y las herramientas de trabajo. Además, no podrá haber clientes esperando. Y antes de entrar tendrán que desinfectarse. Para esto, dispondrán de pulverizadores de alcohol y un trapo de pisos con desinfectante para el calzado.

Las peluquerías podrían reabrir en dos semanas a partir del 21 de junio con protocolos estrictos

Los sillones deberán estar separados por al menos dos metros. Los clientes deberán usar barbijo y les pondrán una capa y toallas descartables o lavables (un uso por vez). A todos les lavarán la cabeza antes de empezar el corte. Y les rociarán el pelo con alcohol diluido. En las barberías, también rociarán con alcohol las barbas de los clientes.

Por su parte, el peluquero deberá ponerse una máscara y guantes descartables.