Calcule el impuesto sobre la venta en los Estados Unidos de América para el 2019 y el 2020

Calcule el impuesto sobre la venta en los Estados Unidos de América para el 2019 y el 2020

Calcule el impuesto sobre la venta en los Estados Unidos de América para el 2019 y el 2020

En los Estados Unidos de América, el impuesto sobre la venta es aplicable sólo a los bienes y servicios puestos a la venta al por menor, cuando el producto alcanza su forma definitiva, y no durante los pasos que le añadieron valor anteriormente.

No hay impuesto sobre la venta en la ventas al por mayor, las ventas de materias primas o productos no terminados , si el comprador es un intermediario que planea vender a otro intermedio o al mercado minorista. El impuesto sobre la venta se aplica sólo en la venta o el arrendamiento de los bienes o servicios a los consumidores.

Cada estado en los Estados Unidos de América maneja sus propios impuestos y decide la tasa aplicada en todo su distrito. Este impuesto se conoce como el impuesto estatal. Sin embargo, el impuesto sobre la venta pagado por el consumidor no es el mismo en todo el estado.

Algunas regiones geopolíticas: como jurisdicciones, municipios, ciudades y condados, pueden imponer una sobretasa local que se suma a la tasa del estado. Dependiendo de la ubicación donde un consumidor compra sus bienes o servicios, puede haber un impuesto estatal y además una sobretasa local.

No todos los productos son sujetos a los mismos impuestos. Los alimentos, la ropa, los medicamentos (con o sin récipe) pueden ser exentos del impuesto general en algunos estados. Por otra parte, la comida preparada, la gasolina, el alcohol y el tabaco siguen reglas diferentes, teniendo una tasa de impuesto más alta que la tasa regional.

Como hemos visto, existen varios niveles de impuestos sobre la venta en los Estados Unidos de América. Con la siguiente calculadora puede obtener una estimación muy aproximada de la tasa de los impuestos estatales y la lista de productos exentos en cada estado.

En primer lugar, podrá obtener la cantidad exacta de impuesto estatal al introducir el precio de compra del bien o servicio en cuestión y seleccionando un estado. Igualmente, la calculadora también puede darle el promedio de todas las sobretasas locales en ese estado específico, así como la tasa más alta que podría encontrar.

Año: 

Precio Porcentaje
$  %
$

Incluyendo las Sobretasas Locales:

En función de las jurisdicciones, municipios, ciudades o condados, la tasa del impuesto local puede variar. Siguiente encontrará el promedio de estas sobretasas y la sobretasa más alta en el estado en cuestión.

Impuesto Porcentaje Precio Después Impuestos Locales
+ $  % $
+ $  % $

Exenciones Fiscales:

Los siguientes tipos de productos están exentos del impuesto sobre la venta en general Nueva York:

  • Alimentos no preparados
  • Medicamentos con récipe médico
  • Medicamentos sin récipe médico
  • Ropa
Código Postal State or territory
AL Alabama
AK Alaska
AZ Arizona
AR Arkansas
CA California
CO Colorado
CT Connecticut
DE Delaware
DC Distrito de Columbia
FL Florida
GA Georgia
GU Guam
HI Hawái
ID Idaho
IL Illinois
IN Indiana
IA Iowa
KS Kansas
KY Kentucky
LA Luisiana
ME Maine
MD Maryland
MA Massachusetts
MI Michigan
MN Minnesota
MS Mississippi
MO Missouri
Código Postal State or territory
MT Montana
NE Nebraska
NV Nevada
NH Nuevo Hampshire
NJ Nueva Jersey
NM Nuevo México
NY Nueva York
NC Carolina del Norte
ND Dakota del Norte
OH Ohio
OK Oklahoma
OR Oregón
PA Pennsylvania
PR Puerto Rico
RI Rhode Island
SC Carolina del Sur
SD Dakota del Sur
TN Tennessee
TX Texas
UT Utah
VT Vermont
VA Virginia
WA Washington
WV Virginia Occidental
WI Wisconsin
WY Wyoming

Impuestos estatales y locales
Los impuestos estatales y locales se pueden cobrar de distintas formas según el estado donde vive. La mayoría de los estados cobra un impuesto sobre el ingreso y usted puede preparar su declaración estatal junto con su declaración federal.

Otras formas de tributación incluyen el impuesto estatal a las ventas y los impuestos sobre la propiedad y vehículos motorizados, por ejemplo. El tipo de impuesto y la cantidad a pagar varían por estado y comunidades locales.

Visite el sitio web de su estado para obtener la información necesaria y requisitos para presentar su declaración de impuestos estatal y la fecha límite correspondiente. Tenga en cuenta que usted puede enviar su declaración estatal junto con su declaración de impuestos al IRS en los estados que permiten declaraciones electrónicas.

Impuesto estatal a las ventas
Qué es el impuesto estatal a las ventas y cómo se calcula
Usted paga un impuesto estatal a las ventas al comprar un producto o servicio, dependiendo del estado donde se encuentre.

La tasa del impuesto a la venta varía según cada estado, con excepción de Alaska, Delaware, Montana, New Hampshire y Oregon en donde no hay impuesto a las ventas. En el resto del país, usted sí tiene que pagar este impuesto al pagar por productos o servicios. Además, en algunos lugares tiene que pagar un impuesto adicional para los gobiernos locales.

Si usted tiene alguna pregunta sobre el impuesto estatal a las ventas puede consultar con las agencias estatales de protección al consumidor o revisar las tasas del impuesto por estado (en inglés).

Días libres de impuestos en su estado
Muchos estados declaran anualmente días específicos para la compra de ciertos productos sin tener que pagar el impuesto estatal. En varios estados los días de compras libres de impuestos se realizan en agosto y coinciden con las compras de útiles y ropa para el regreso a la escuela.

Vea lista de los estados que participan en las compras libres de impuestos y las fechas de los «feriados de impuestos» (en inglés).

10 estados donde se pagan menos impuestos al salario
En la actualidad, un total de 7 estados no tienen impuesto al salario. Son los siguientes:

Alaska
Dakota del Sur
Florida
Nevada
Texas
Washington
Wyoming

Además, 2 estados no graban al salario aunque sí tienen un impuesto sobre intereses y dividendos. Son los siguientes:

Nuevo Hampshire
Tennessee
Finalmente, en Pennsylvania sí hay impuestos al salario pero están limitados al 3,07%.

Destacar que como regla general los estados que menos impuestos cobran son, al mismo tiempo, los que menos servicios sociales brindan. Hay una correlación importante en este punto, si bien el mínimo en asistencia social que se fija por ley federal es igual en todos los estados.

10 estados en los que se pagan más impuestos al salario
Cabe destacar que a la hora de pagar los impuestos hay que sumar a mayores los federales que son iguales en todo el país. Además resaltar que cada estado tiene sus propias reglas sobre exenciones, deducciones y créditos a la hora de gravar a sus residentes.

California: 13,3%
Hawaii: 11%
Oregón: 9,9%
Minnesota: 9,85%
Iowa: 8,98%
New Jersey: 8,97%
Vermont: 8,95%
D.C., que no es un estado pero se incluye por ser la capital del país: 8.95%
Nueva York: 8,82%
Wisconsin: 7,65%
Además, Nueva York y Nueva Jersey se encuentran entre los estados que más graban a los negocios.

¿Dónde se pagan más y menos impuestos sobre las propiedades en EE.UU.?
El impuesto sobre la propiedad es local, es decir, no depende ni del gobierno federal ni del estado. En la actualidad 3 condados en Nueva Jersey son los que más pagan en este concepto:

Passaic: 8,79% de los ingresos
Essex: 8,25%
Union: 8,13%
Por el contrario, 3 parroquias en Louisiana son los lugares en los que menos se paga en concepto de impuesto a la propiedad:

Grant Parish: 0,26%
Assumption Parish: 0,26%
Vernon Parish: 0,25%
10 ciudades en las que más impuestos se paga en EE.UU.
La combinación de impuestos federales, estatales, locales a la propiedad, a las ventas, a la gasolina y otros impuestos locales hace que las siguientes sean las 10 ciudades donde realmente se pagan más impuestos, de mayor a menor:

Bridgeport, Connecticut
Philadelphia, Pennsylvania
Milwaukee, Wisconsin
Porland, Maine
Providence, Rhode Island
Columbus, Ohio
Baltimore, Maryland
Louisville, Kentucky
Detroit, Michigan
Wilmington, Delaware

¿Cuándo se pagan los impuestos federales?
Para la mayoría de las personas se presentan sólo una vez al año y conjuntamente las planillas federales y las estatales y sería cualquier día antes del 15 de abril o ese día.

Pero dependiendo de las circunstancias, de si se tiene una empresa o se es freelance, o de si se es ciudadano estadounidense pero se reside habitualmente fuera de los Estados Unidos, etc, hay otras fechas que respetar.

Quiénes deben pagar impuestos
Todas las personas con residencia fiscal en Estados Unidos deben pagar impuestos. Y hay que tener presente que la residencia fiscal y la migratoria son cosas muy distintas. Así, un inmigrante indocumentado no tiene estatus legal, pero sí está obligado a pagar impuestos por sus ingresos.

Muchos utilizan un número de ITIN para cumplir con esta obligación, aunque en principio no está pensado para este fin. Como es un tema muy delicado, lo más prudente y aconsejable es hablar con un fiscalista y/o un abogado de inmigración.

Los residentes permanentes legales y los ciudadanos americanos están obligados a pagar impuestos en Estados Unidos por todos sus ingresos, aún cuando estos se generen en el exterior.

Esto también aplica a los ciudadanos estadounidenses que viven temporal o definitivamente en otro país, es decir, a los expatriados. Esto no quiere decir necesariamente que tengan que pagar, pero sí que hay una obligación de reportar y luego ya se verá según monto de ingresos y posibles acuerdos firmados entre EU y el país en el que se está viviendo.

Cinco estados en los que no tendrás que pagar impuesto sobre las ventas

1. Oregon
Oregon – Shutterstock
Oregon es un ejemplo de un estado que a pesar de no tener un impuesto a las ventas, tiene tasas de impuesto sobre la renta que están entre el 5 por y el 9.9 por ciento. La tasa máxima se evalúa sobre los ingresos superiores a 125,000 dólares para declarantes individuales o 250,000 dólares para declarantes comunes. Además, Oregon es uno de los pocos estados que tiene un impuesto a la propiedad que utiliza una cantidad de exención más baja que el gobierno federal, que establece tasas de hasta el 16 por ciento a propiedades valoradas en más de 1 millón de dólares.

2. Montana
Unmute
Montana – Shutterstock
Al igual que Oregon, Montana compensa la falta del impuesto a las ventas con otras fuentes de ingresos. El rango del impuesto sobre la renta es del 1 al 6,9 por ciento. Puede parecer moderado, pero la tasa máxima se aplica a los ingresos por encima de un umbral relativamente bajo de 17,400 dólares. Además, Montana cobra impuesto sobre los beneficios del Seguro Social, lo que lo convierte en un destino no muy deseado para jubilados.

3. Alaska
Alaska – Shutterstock
Alaska es un estado extremadamente favorable para que los residentes no paguen impuestos. Además de la ausencia de un impuesto estatal a las ventas, Alaska tampoco tiene impuesto sobre la renta y tampoco sobre los vehículos de motor. Aún mejor, los residentes de Alaska obtienen un recorte de los enormes ingresos petroleros del estado, conocido como el dividendo del Fondo Permanente de Alaska. Para 2016, el dividendo fue de 1,022 dólares por persona, sustancialmente menos que en los últimos años, pero sigue siendo un beneficio agradable de vivir en un estado que ya es un paraíso fiscal. Dada la riqueza petrolera del estado, no debería sorprender que Alaska tenga la tasa más baja de impuesto a la gasolina en la nación.

Sin embargo, algunoas veces tendrá que pagar impuesto sobre las ventas, según auditorías de los gobiernos locales, quienes evalúan dichos impuestos sobre las ventas, pero el promedio estatal sigue siendo 1,76 por ciento, bastante bajo.

4. New Hampshire
New Hampshire – Shutterstock
Además de no tener impuesto sobre las ventas, New Hampshire solo evalúa impuestos de acuerdo a las ganancias sobre los dividendos y no sobre los ingresos salariales. Sin embargo, New Hampshire está lejos de ser un refugio fiscal. El estado evalúa tasas de impuestos relativamente altas en gasolina, tabaco y alcohol, así como también tiene algunas de las tasas impositivas más altas en los Estados Unidos. Los datos recientes muestran que la tasa impositiva promedio es de 2.15 por ciento (2,150 dólares por 100,000 dólares del valor de la vivienda) y la tasa impositiva para vehículos promedio es del 1.8 por ciento.

5. Delaware
Delaware – Shutterstock
Muchas personas que viven cerca de allí, aprovechan a viajar a Delaware y así hacer compras libres de impuestos. Además de no tener impuesto sobre las ventas, Delaware es un destino que tiene tasas de impuesto sobre la renta relativamente bajas (2.2 -6.6 por ciento). Tampoco tiene impuestos sobre vehículos y además, cuenta con una de las tasas impositivas más bajas en los Estados Unidos.

Entonces, ¿de dónde provienen los ingresos de Delaware? Además de los modestos ingresos por impuestos a las ganancias, la otra fuente principal de ingresos de Delaware son los impuestos a las franquicias corporativas. De hecho, Delaware es el hogar legal de la mayoría de las empresas Fortune 500, que es un importante generador de ingresos para el estado.