Qué peso tiene cada provincia en las PASO

Qué peso tiene cada provincia en las PASO

MACRI o CFK?

A continuación, sus principales conceptos:

La provincia de Buenos Aires reúne el 37% del electorado. Pero en verdad hay que hablar de dos provincias: la provincia del conurbano bonaerense, donde reside el 23% del electorado, y la del interior, con el 14% de los votantes. Si en el conurbano se supone que predominará fuertemente el kirchnerismo, es probable que el macrismo predomine en el interior, el llamado «voto rural», aunque también ahí hay ciudades importantes como Mar del Plata o Bahía Blanca.

Si el kirchnerismo lograra, hipotéticamente, en el conurbano bonaerense el 50% de los votos, aportaría 12 puntos porcentuales al conteo nacional. El conurbano, hay que aclarar, no es una unidad geográfica en sí misma. Hay zonas donde predomina más el kirchnerismo, como en la tercera sección (donde está La Matanza). También está la primera sección, donde está todo el corredor norte, favorable al macrismo, pero también en ese distrito hay partidos como Moreno o José C. Paz que podrían inclinarse hacia el kirchnerismo. Si el macrismo rondara, hipotéticamente, el 45% de los votos en el interior bonaerense, supondría aportar a la escala nacional 7 puntos porcentuales.

Tal es el peso de la provincia de Buenos Aires, que otras importantes como Santa Fe, Mendoza, Córdoba, San Luis, Entre Ríos y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sumadas no logran el peso total de la provincia de Buenos Aires. Estas provincias forman la región central; un mapa que se tiñó de amarillo en el 2015. La Ciudad de Buenos Aires, que tiene el 7,6% de los votos, tiene un comportamiento muy parecido al interior de la provincia de Buenos Aires, y al que tuvo Córdoba.

Si Córdoba fue importante en 2015 para el triunfo de Macri, será muy importante, al menos en las PASO, el comportamiento de Santa Fe, donde ganó el peronismo la elección provincial y Macri ha ido perdiendo fuerza. Habrá que ver si Macri logra recuperarse en esa provincia. Seguramente Macri ganará Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires, con gran amplitud, y se impondrá en Mendoza, aunque por menos margen. Está por verse Entre Ríos, donde el peronismo podría ganar como ya hizo en la elección provincial.

En San Luis el macrismo intenta descontar la ventaja que tiene históricamente el peronismo, asociándose con dos peronistas: Claudio Poggi y Adolfo Rodríguez Saá.

En el Noreste, donde vota el 9,5% de los electores, también predomina fuertemente el peronismo con Corrientes como la única excepción, donde gobierna el radicalismo. Otro tanto pasa en la Patagonia, la región más grande pero la menos poblaba. Salvo en Neuquén y eventualmente Río Negro, el kirchnerismo predominará ampliamente. Allí vota el 6,3 por ciento del padrón.

Otra región a analizar es el Noroeste argentino, donde están Tucumán, Salta, Santiago del Estero, Jujuy, La Rioja y Catamarca. Sumada por su afinidad a la región San Juan, entre todas, estas provincias suman un 14%. Es una zona donde predomina históricamente el voto peronista. Hay provincias donde nunca ha gobernado otro partido. En esta región, el macrismo solo tiene la aspiración de ganar la provincia de Jujuy, donde ya gobierna el radical Gerardo Morales. Tiene alguna expectativa también de hacer una elección buena en Salta, el resto de las provincias seguro verán un triunfo abrumador del peronismo.