En Río Negro ganó Carreras, la candidata ungida por Weretilneck

Carreras, ministra de Turismo, Cultura y Deportes, saltó al primer lugar de la lista dos semanas atrás, luego del fallo de la Corte Suprema que inhabilitó a Weretilneck a presentarse por su reelección. La vicegobernación quedará para Alejandro Palmieri, quien hasta la decisión del máximo tribunal integraba la nómina de diputados locales.

El oficialismo rionegrino se impuso este domingo en los comicios para gobernador y será Arabela Carreras quien suceda en diciembre al actual mandatario Alberto Weretilneck. Será, además, la primera mujer en la historia rionegrina en acceder al máximo cargo. El FpV que postuló al intendente de General Roca, Martín Soria, finalizó en la segunda posición. Mientras que de forma previsible la radical Lorena Matzen se ubicó tercera en la grilla como representante de Cambiemos.

Con el 89% de las mesas escrutadas, Carreras, representante de Weretilneck, sumaba el 52% de los votos, seguida por el peronista Soria, que cosechaba el 35% y por Lorena Matzen de Cambiemos, que obtenía el 5% de los sufragios.

La campaña fue atípica y corta por los vericuetos judiciales, donde el partido gobernante Juntos Somos Río Negro (JSRN) apeló a la provincialización del discurso, contra un intento de nacionalizar la contienda del su rival Soria, quien apostó a la polarización entre el PJ y el macrismo, buscando pegar a Weretilneck al Gobierno nacional, para trasladarle a JSRN el fenomenal peso negativo que tiene en la provincia la gestión de Cambiemos. La tesis tenía algún asidero, ya que la Casa Rosada prefirió traccionar el voto útil a JSRN ante la segura derrota de Matzen. Un escenario que recuerda a la elección neuquina del 10 marzo en que se volvió a imponer el MPN. La candidata de Cambiemos, de hecho, tuvo una campaña huérfana de funcionarios nacionales. Otro jugador nacional, como el senador Miguel Pichetto, también avaló al binomio Carreras-Palmieri, en un desaire al armado de Soria.

Aunque la victoria fue de Carreras, el artífice de la continuidad es el actual gobernador, Weretilneck, quien logró trasladar su caudal de votos a una candidata de baja instalación. Tras votar en la Escuela Primaria 165, de la localidad de Cipolletti de donde es oriundo, señaló: “La gente tiene mucho miedo a las propuestas del peronismo. La polarización que existe tiene que ver con las virtudes nuestras y por cuidar a la provincia de algo que no sabemos qué es, pero que tenemos sospechas de que puede ser muy feo”. Y había adelantado que el oficialismo no caería pese a estar él mismo corrido del escenario. “No impactará, ya que el mismo resultado lo tendrá Arabela”.

Para la celebración, el gobernador prefirió quedarse en Cipolletti, donde fue intendente y constituyó el cuartel general de JSRN. Carreras, en tanto, se concentró en Bariloche, su ciudad, en un bunker desdoblado. La electa mandataria votó en esa localidad, que concentra unos 100 mil votantes sobre los 550 mil electores, el mayor caudal. Su pertenencia barilochense le dio un plus a JSRN, ya que allí terminó de sellar la victoria. En Roca ganó Soria y en Cipolletti triunfó el oficialismo, como era previsible. En la cuarta ciudad en importancia, Viedma, también ganó la lista apadrinada por Weretilneck.

El vice Palmieri también celebró en su ciudad, Roca, y su pertenencia a los pagos de Soria permitió al oficialismo acortar distancias. Perder por menos era la premisa en los pagos históricos del sorismo.

Por su parte, Carreras a la mañana había señalado que “la demanda de las mujeres rionegrinas de tener una mayor participación al más alto nivel político” fue una de las claves de su triunfo. “Hemos visto durante estos días una fantástica respuesta de la gente, recibí llamados, mensajes también, lo que nos lleva a pensar que hay un futuro para nosotros en Río Negro como partido”, agregó la próxima gobernadora.

En tanto, Soria en la previa denunció al oficialismo provincial por otorgar ayudas sociales con fines electoralistas. “La gente la está pasando mal con este gobierno nacional. Que reciba ayuda a 48 horas de una elección, a sabiendas de que eso no le va a durar más que una semana, es un error triste”, sentenció.

En tanto la candidata de Cambiemos, Lorena Matzen, dijo estar satisfecha por haber realizado una “campaña limpia”, con “propuestas concretas”, y aseguró que en estas elecciones se juega si los rionegrinos “quieren vivir mejor o seguir igual”.

Los comicios también definieron la composición de la legislatura provincial, con una renovación de las 46 bancas. Allí también predominará JSRN hasta 2023.

Otras noticias del día
El dólar (el peso) y la deuda, por mal camino
Crece demanda de argentinos en Uruguay para comprar inmuebles
Pinedo: «A Cambiemos es posible que le convenga que Cristina sea candidata; al país, no»