Cuidado con los pagos en destinos con tarjeta de crédito que no sean Estados Unidos

Cuidado con los pagos en destinos con tarjeta de crédito que no sean Estados Unidos

El dólar tarjeta ahora pasó a valer hasta $ 90 en Brasil, Uruguay,
Chile y Europa. Es porque los bancos realizan una doble comisión por el tipo de cambio: primero al pasar de reales o uruguayos a dólares, y luego de dólares a pesos, excepto en Estados Unidos

El costo de la divisa puede irse de $ 82.50 a $ 91 por la Doble comisión en países limitrofes, Europa y Asia.

Ahora los argentinos volvieron a manejarse con dólares distintos. El impuesto del 30% encareció los consumos turistas en el exterior con tarjeta de crédito, que se sumó a la incertidumbre que ya caracteriza a estos gastos: la divisa puede moverse entre el momento de compra y el cierre del resumen y dar un buen susto. Pero aún si el dólar oficial se queda quieto, el dólar turista puede terminar costando $90 en lugar de $ 82 cuando se trata de viajes a Europa, Asia y países limítrofes como Uruguay o Brasil por ejemplo.

Se confirma que los resúmenes de tarjetas de crédito pagados con USD no tendrán el 30%

Cuidado con este sobreprecio, que es el resultado de una “doble comisión”. ¿Por qué doble? Porque la aplican los bancos del lugar de destino de las vacaciones y luego, las entidades locales. En el caso de un consumo en Uruguay, por ejemplo, primero se hace un tipo de cambio por la conversión de pesos uruguayos a dólares y más tarde, en la Argentina, por pasar esos dólares a pesos al tipo de cambio de momento del cierre del resumen.

En esta situación, se añade otro elemento de incertidumbre al consumo ya que por lo general se desconoce cuáles son los valores que manejan las entidades con las que trabajan los comercios en los que uno compra cuando está de vacaciones.

La recomendación es cambiar acá y viajar con la moneda del lugar de destino, aunque es cierto que llevar efectivo no siempre es lo más práctico y tiene sus límites.

Después viene la compra de moneda uruguaya, ya que hay un segmento de
público que se sigue yendo a Punta del Este y no quiere usar la tarjeta. En cambio, la moneda chilena quedó más rezagada, tanto por los problemas sociales allá y porque desapareció la diferencia que había antes con el tipo de cambio para hacer  shopping en Santiago.
En cuanto a la venta de reales, es recomendable para quienes van a lugares no tan turísticos en Brasil, que es más difícil conseguir cambio que en San Pablo o en Río de Janeiro.
Si bien hay un mercado blue también para esas monedas, hay cierto temor en la gente que no los conoce tanto como al dólar, entonces temen que les den un billete trucho o que ya no sea de curso legal, entonces optan por ir al banco.

“El turista no vende el real en el banco cuando viene acá sino, que lo hace en el hotel, mediante el conserje, a un tipo de cambio oscuro, que son los billetes que luego terminan abasteciendo la oferta de billetes en el mercado paralelo, gracias al dólar conserje», comenta un broker.

Los afortunados que tienen dólares ahorrados o puede dolarizarse por ejemplo vía la Bolsa (dólar MEP), en forma legal y sin cupos para la compra, siempre es interesante la posibilidad de avisar con antelación al banco y cancelar la porción de consumos en moneda extranjera directamente en dólares. Así se evita la conversión local de dólares a pesos y, además, no se paga el recargo del 30%.

Para quienes no están tan seguros de este nuevo dólar oficial sin movimientos, está el recurso de pagar con tarjeta débito (siempre atada a cuenta en dólar excluente) y asegurarse el tipo de cambio del día en que se hace el consumo. Pero para eso si o si, hay que disponer de dólar en la cuenta bancaria, para eso es mejor el pago en efectivo para estar fuera del radar de AFIP opina nuestro Economan…