Luego de un análisis empresarios esperan inflación del 70% y un dólar oficial arriba de $183 pronto

Luego de un análisis empresarios esperan inflación del 70% y un dólar oficial arriba de $183 pronto

Devaluación en la segunda quincena de julio o primera semana de agosto realmente es algo que alguien puede asegurar que no pasará? Alguién apuesta a un dólar subiendo durante julio próximo entre $30 a $50 pesos, empujando a todas las cotizaciones y con un dólar blue a $280?

La limitación en las tarjetas de crédito para compras en el exterior con un tope mensual de U$S500 por mes por persona física, sólo para los pocos privilegiados que hoy día pueden también comprar dólar ahorro, es la chance que se implementará por 2 razones, reservas, y si no llegan a publicarlo en el boletín oficial antes de las vacaciones de invierno, lo harán durante agosto para atajarse al otra fuga grande que habrá en Qatar en la Copa Mundial de Fútbol 2022

En los pronósticos del sector privado destacó que la falta de confianza y la incertidumbre respecto al rumbo económico del país son 2 de los principales factores que condicionan las proyecciones de sus negocios, de acuerdo al informe de LIDE, que hizo hincapié en la evolución del tipo de cambio, el índice de inflación, el aumento salarial y la tasa de crecimiento anual.

Este estudio reveló también que, en una coyuntura con una inflación del 70% y un dólar oficial a casi $ 183, los líderes empresariales para 2023 auguran un crecimiento económico anual de casi dos puntos (1,9%) para la Argentina y un incremento salarial promedio del 67,5%.

El mecanismo para recolectar los datos es el sondeo de opinión. El mismo se realiza en el marco del workshop. Los líderes empresariales analizan su sector y los demás que integran la economía, asistidos por expertos profesionales. Los datos se relevan antes y después del trabajo en grupo y los resultados obtenidos se procesan para la composición del IBT de cada año.

En la primera votación, un 58% de los empresarios encuestados calculó que la inflación rondará entre el 66% y el 80% en 2023. No obstante, tras el trabajo grupal, la proporción de los que esperan una aceleración de los precios entre esos porcentajes se amplió al 71%.

Moderado por Rodolfo de Felipe, presidente de LIDE Argentina, el evento de presentación del reporte contó con la presencia de destacados especialistas, entre ellos, Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres & Asociados; Fernando Garabato, socio en Finanzas Corporativas de BDO; y Álvaro José Galli, socio en Derecho Laboral y Seguridad Social de Beccar Varela.

«Este taller tiene como objetivo que importantes líderes empresariales expongan y escuchen opiniones sobre las variables económicas y financieras gravitantes a la hora de armar sus presupuestos», explicó de Felipe.

El valor del IBT está dado por la posibilidad de contar con las agudas previsiones de especialistas, que nos permiten arribar a proyecciones más ajustadas, reales y posibles. Por otra parte, los participantes son CEO’s de compañías líderes que se desempeñan en distintos sectores de la economía, por lo que las opiniones volcadas son diversas y contemplan un amplio abanico de escenarios y situaciones», concluyó el presidente de la entidad que genera espacios de debate para la toma de decisiones empresariales y oportunidades de networking.

Si observamos y analisamos los resultados están en línea con un estudio que realizó hace unas semanas Vistage Argentina. Según ese informe, los CEOs esperan que la llegue al 64% al término de 2022 y, en consecuencia, prevén aumentar un 82% los precios de sus productos y servicios.

Además aumenta el pesimismo entre los CEOs argentinos. En un clima de negocios enturbecido, los empresarios esperan para 2023 una inflación anual cercana al 70% y un dólar oficial a casi $ 183.

Lo refleja la edición 2022 del «Indicador Budget Time» (IBT ), estudio que elabora LIDE Argentina todos los años, junto con el tradicional workshop que lleva a cabo para presentar los resultados de la investigación, con el análisis de las principales variables económicas y financieras del país para el año siguiente.

La falta de confianza y la incertidumbre respecto al rumbo económico del país son dos de los principales factores que condicionan las proyecciones de los negocios, según destacaron líderes empresariales en un relevamiento que llevó a cabo LIDE Argentina