La periodista de la TV Pública que provocó y perdió la pulseada

Canal 7 ATC Argentina. La Televisión Pública.

El programa ultra K 6,7,8 se jactó de ser «el único medio que dio voz a los caceroleros».

Pero de hecho la cronista trató de estigmatizar a los manifestantes y banalizar sus reclamos. No pudo: una mujer le dijo que era esposa de un encargado de edificio y no le alcanzaba para vivir.

Otra fue más lapidaria: «En marzo me quedé sin trabajo porque cerró la empresa, me robaron 3 veces en la calle y entraron a mi departamento». Otro, le pegó directamente al programa: «le ponen un partido de fútbol antes para poder tener algo de rating».