El dólar blue llegó a $180 y lanzan medidas para activar el ahorro en pesos

El dólar blue llegó a $180 y lanzan medidas para activar el ahorro en pesos

El dólar informal subió 9 pesos y la brecha cambiaria ya roza el 130%. El ministro Guzmán dijo que esa cotización no representa la realidad. Y anticipó cambios.

Con el incremento de este viernes, el blue ya le saca $ 102 de ventaja al mayorista, que cerró en $ 77,55. Esto lleva a la brecha cambiaria a rozar el 131%, la más alta en tres décadas.

Con el blue sin freno, el Gobierno redirigirá sus esfuerzos a controlar al contado con liqui, la operatoria que permite sacar divisas del país. Después de un alza de 10% en lo que va del mes, este viernes el dólar financiero tuvo un respiro y bajó 2%, a $ 165. Así toma distancia de los $ 172 que había llegado a tocar en la rueda del jueves.

El dólar MEP, que se consigue a través de la bolsa porteña, cedió 2%, a $152

El contado con liqui se convirtió en prácticamente el único camino para las empresas que tienen deudas en el exterior y necesitan conseguir divisas. Ahora el Gobierno busca evitar que en este segmento se dispare aun más la brecha que esta semana llegó al 117%.

Proyecto de ley con exenciones impositivas a los que ahorren e inviertan en pesos

El ministerio de Economía anunció en la noche de ayer el envío al Congreso un proyecto de Ley para impulsar el ahorro y la inversión en pesos mediante un incentivo concreto: exenciones a los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales.

La idea de la cartera que conduce Guzmán es complementar este proyecto con otro, que enviará en los próximos días, donde se fomente puntualmente las inversiones en el sector de la construcción y los desarrollos inmobiliarios, a tono con los reclamos que desde hace tiempo viene planteando ese sector de la economía.

Los puntos principales del proyecto enviado al Parlamento son estos:

– Se amplían las exenciones en el impuesto a las Ganancias y sobre Bienes Personales para los activos de inversiones financieras en moneda nacional con el objetivo de promover el ahorro en moneda nacional y desarrollar el mercado de capitales y créditos.

– Exención de impuesto a las Ganancias de para los intereses de los depósitos en pesos con cláusula de ajuste (por ejemplo, plazos fijos UVAs) y el rendimiento de las colocaciones en instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a fomentar la inversión productiva.

Exención en Bienes Personales para los siguientes instrumentos: Obligaciones negociables emitidas por empresas argentinas; Instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a inversión productiva; Participación en fondos comunes de inversión y fideicomisos financieros que inviertan mayoritariamente en activos exentos (75%).

Al mismo tiempo, se estableció lo que se denominó una “Cláusula anti elusión”, es decir que determina un tiempo de permanencia mínima de los activos en el patrimonio para acceder a las exenciones de Bienes Personales (75% de la cantidad de días al año).

Las medidas ya anunciadas por Guzmán

Los anuncios de Guzmán se sumarán a los que hizo el Banco Central el jueves. Por un lado recortó un punto la tasa de Leliq para desincentivar las colocaciones de los bancos y lograr que se vuelquen a otros instrumentos del Tesoro. Y también subió 1 punto, a 34%, el rendimiento mínimo de los plazos fijos.

Además dictó nuevas restricciones para que los importadores puedan acceder a la compra de dólares al precio oficial. Y ordenó que deberá informarse cuando las operaciones de egresos de divisas igualen o superen los US$ 50.000.

Ese último anuncio generó que muchos proveedores informaran a sus clientes que «no había precio» para la mercadería, ante la incertidumbre de cuánto costará la reposición.

La abrupta baja de los dólares financieros otra vez levantó la sospecha de que los organismos oficiales habían salido a vender bonos para forzar la caída.

En el segmento oficial, el dólar mayorista cotizó a $ 77,55, con siete centavos de suba. En el minorista, el alza fue más marcada: aumentó 21 centavos, a $ 83,20. En consecuencia, el dólar ahorro, con todos los recargos, se ubica en $ 137.

La buena noticia para el Banco Central fue que el viernes dio vuelta la tortilla y logró terminar con un saldo a favor de US$ 50 millones.

Por su parte, el riesgo país, el indicador de JP Morgan que mide el sobre costo que enfrenta la deuda argentina en relación a los bonos del Tesoro de los Estados Unidos, cambió de tendencia y este viernes se movió a la baja, tras el repunte de los últimos días. Cedió 0,8%, a 1397 puntos básicos.

«El mercado está esperando una señal por parte del Gobierno, con decisiones y no con parches. Lo que viene pasando hasta ahora es que el Gobierno “la corre por atrás”. Toma decisiones cuando el problema está resuelto u obsoleto, a la vista de todos», señaló Joaquín Bagües, jefe de Estrategia de Portfolio Personal.

«La gente está esperando un plan que permita anclar el tipo de cambio, definiciones de cuándo nos vamos a sentar con el FMI y planificar las variables fiscales a futuro. Busca firmeza, no especulaciones. Hay que sacar los ruidos y hablar con mucha prudencia, con datos», precisó.

Federico Furiase, del estudio EcoGo, sostuvo que con el supercepo «se agudizó la crisis de confianza y se perdió la chance que se había ganado con el canje. Ahora parece que hay un cambio en la hoja de ruta. La pregunta es si estamos a tiempo».

«Es necesario generar confianza desde lo político y en ese marco generar un programa económico integral, no solamente meter parches. La brecha arriba de 100% le mete mucha distorsión a la economía. Y en este escenario el Banco Central va a seguir perdiendo reservas y va a ser muy difícil evitar la devaluación del tipo de cambio oficial», dijo Furiase.