Dólar récord, brecha y las dudas de lo que vendrá

Dólar récord, brecha y las dudas de lo que vendrá

Dólar: el blue arranca a $ 136 y hay expectativas tras el salto de ayer
El paralelo sumó $ 2 el jueves y acumula un alza de $ 4 en lo que va de la semana. El contado con liqui volvió a trepar fuerte y llegó a superar los $ 133, con lo que marcó otro récord.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), en tanto, la divisa subió cinco centavos a $73,53 en línea con la postura de venta del Banco Central, como sucede todos los días.

Los valores más altos se anotaron, como siempre, en los $73,53 con las primeras operaciones formalizadas. En otra rueda de bajo volumen negociado, los valores se cristalizaron desde temprano en torno al precio de venta establecido por el Banco Central para hoy y permanecieron invariables hasta el final de la jornada.

El volumen operado en el segmento de contado ascendió a u$s155,719 millones y las habituales estimaciones privadas indicaron que el Banco Central terminó la jornada sin pérdidas ni ganancias por su intervención (otros operadores afirmaron que la autoridad monetaria vendió u$s10 millones).

La autoridad monetaria dispuso para hoy una corrección más baja del tipo de cambio mayorista, de solo cinco centavos, un hecho que puede determinar un ajuste semanal que no se aparte significativamente de los registrados en las semanas anteriores, siempre en el orden de los cuarenta y dos centavos en promedio.

Cabe remarcar la preocupación en el Gobierno por la pérdida de reservas del Central, que en julio alcanzó los u$s400 millones y en la primera semana de agosto se aceleró hasta los u$s477 millones.

Este jueves, las Reservas Brutas Internacionales retrocedieron u$s23 millones para culminar en los u$s43.093 millones, mientras que las Reservas Netas se sitúan por debajo de los u$s10.000 millones.

El dólar blue trepó $2 hasta los $135 para la venta, según un relevamiento  en cuevas del microcentro porteño.

La distancia entre ambas cotizaciones se ubica en el 85%, tras rozar el 95% a fines de julio, y alcanzar un máximo de 104% a mediados de mayo.

El mercado paralelo sumó una mayor presión en los últimos días, luego de que el presidente Alberto Fernández y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, expresaran dudas sobre la continuidad del permiso para que las personas puedan comprar hasta 200 dólares mensuales.

Desde el Ministerio de Economía descartaron por el momento un endurecimiento de las restricciones y estimaron que el mercado de cambios se estabilizará cuando concluya el canje de deuda, a principios del próximo mes.

Desde que inició la cuarentena, el blue acumula un alza de $50,50 (desde los $85,50 del 20 de marzo), producto, entre otras causas, de mayores restricciones, no sólo en el Mercado Único y Libre de Cambios, sino también para las operatorias con el dólar CCL y el MEP.

ROFEX,  operaron u$s398 millones. Los plazos se mantuvieron estables, con subas a partir de enero de 2021. Agosto finalizó con una tasa de 28,88% y septiembre a 39,35% TNA. Fin de año a $85,70 con una TNA de 45,42%. Las posiciones de contratos abiertas totalizaron la suma de u$s4.973 millones.

Los tipos de cambio bursátiles subieron por tercera jornada consecutiva ayer y alcanzaron nuevos máximos históricos este jueves, en un marco de preocupación por la pérdida de reservas del Banco Central (BCRA). De esta manera, la brecha cambiaria con el dólar oficial trepó a su nivel más alto en tres meses.

El dólar CCL -que surge de la compra y venta de bonos o acciones en la bolsa- subió un 1,2% ($1,54) hasta los $132,94, por lo cual el spread con la cotización mayorista se ubicó en el 80,8%, la cifra más elevada desde el 81,6% registrado el 14 de mayo.

En simultáneo, el dólar MEP, o Bolsa -similar operación a la del CCL pero dentro del país- avanzó un 1,4% ($1,81) hasta los $129,42, con lo cual la brecha con el oficial cerró en el 76%.

El acuerdo con los acreedores no logró aliviar la presión sobre la brecha cambiaria, lo cual dejó en evidencia la preocupación de los inversores y ahorristas respecto del impacto de la pandemia de Covid-19 sobre la economía argentina y de las medidas del Gobierno para mitigar ese impacto. La mayoría de los analistas coincide en que la incertidumbre alienta la demanda de dólares como activo refugio.

El economista Gustavo Ber planteó que «la atención se concentra especialmente en la dinámica de los dólares financieros, toda vez que las ‘brechas’ vuelven a alcanzar el 80%, un nivel que acelera el drenaje de reservas ya que no sólo activa una mayor dolarización por cobertura sino que además suma participantes orientados únicamente a arbitrajes«.

Resaltó, en este sentido, que «se aceleran los tiempos de eventuales nuevas medidas en vista a la marcha de las reservas líquidas y la fuerte emisión monetaria».

Ramiro Marra, de Bull Market Brokers, señaló que «con la brecha cambiaria actual, «el banco central ya no tiene mucho margen de maniobra. Si no quiere dilapidar reservas, solo le queda devaluar o aplicar más impuestos al dólar (ahorro). Devaluación y aceleración inflacionaria, eso es lo que viene para este período».