Dólar perdieron los coleros pero ganan los bancos, que cobran más caro el cupo de u$s200

Dólar perdieron los coleros pero ganan los bancos, que cobran más caro el cupo de u$s200

Grandes bancos lo venden a $ 78, que sumado al 30% del impuesto PAIS arroja un costo de $ 20.280 para la compra del cupo de u$s 200. Mientras, las casas de cambio lo tienen a $ 74,60, por lo que se paga $ 19.396, pero la gente teme que el banco no le acepte la transferencia

El dólar blue trepó a $ 136 y el contado con liqui marcó otro récord

En uno de los grandes bancos digitales, la compra de dólares cayó 25% con respecto al mes pasado, en otro cayó 50%, mientras en los bancos tradicionales subió un 20 por ciento.

Por los nuevos controles del   para evitar a los coleros digitales, muchos ahorristas ahora tienen miedo a no poder transferir divisas hacia su banco de cabecera, para luego retirarlos.

Entonces, pagan más caro y compran directamente en donde los tienen como clientes cautivos. El tema es la diferencia de precio: grandes bancos lo venden a $ 78, más el 30% del impuesto PAIS da $ 20.280 por el cupo de u$s 200. Las casas de cambio por Internet lo tienen a $ 74,60, por lo que se paga $ 19.396, por lo que la diferencia es de 884 pesos.

Pero las limitaciones de la Comunicación A7072 impusieron temor a que los bancos no permitan transferir sus dólares comprados en otro lugar.

La regulación atacó y destruyó a los coleros de la banca digital, pero en apariencia no disminuyó el mercado de cambio, el cual se trasladó a los bancos tradicionales.

Lo que no se sabe es si en los bancos tradicionales ahora hay coleros o no: si los hay la ganancia disminuye, pues deben pagar un tipo de cambio más caro, además del costo de mantenimiento de la cuenta.

“Tenemos casos de bancos que bloquean cuentas, pero las mandamos vía MEP o Debin y, si no, se envían el 1° de mes próximo que habilitan una transacción. Así nos venimos manejando”revelan en una casa de cambio online, que ya vende 20% más que el mes pasado.

Comentan entre las casas de cambio que les resulta un problema enorme cuando el banco (por lo general provincial) les rechaza la transferencia de los u$s 200, porque demora entre 72 y 96 horas y luego el encargado de la cuenta debe ponerse a rastrear el número de CUIT.
Con el Debin se simplifica la operatoria, porque el cliente manda un Debin por el saldo que compró, la casa de cambio se lo autoriza, y se le acreditan los dólares en su cuenta. La ventaja es que es barato, a diferencia del MEP, que es mucho más costoso, al punto que empieza a ser inviable.

“Cuando nos llegó la cuenta de los gastos por el MEP nos agarramos la cabeza. Es una encrucijada”, detallaron en una financiera.

Kohan, sobre compra de dólares: “Analizan volver al régimen de pedir autorización a la AFIP»

“Ayer lo que estaba dando vueltas en las redacciones entre el periodismo económico es que no estaba saldada la discusión respecto del futuro del cepo”, sostuvo este jueves Kohan en su habitual editorial en radio Mitre.

En esa línea, señaló que “una de las alternativas que se analiza es volver al régimen de información de la AFIP, por el cual la gente va a tener que pedir autorización para seguir comprando dólares en este sistema del  controlado por el  que pone las reservas”.

“Ayer el gobierno perdió reservas, el dólar blue se fue casi a 135”, remarcó. En ese sentido, Kohan opinó que “todo el mundo entiende que algo va a tener que hacer el Gobierno con la política cambiaria”.

En tanto contó que lo que trascendió también es que durante el fin de semana el ministro de Economía Martín Guzmán intervino y pidió no modificar nada, no por una convicción a favor de la libertad económica, sino que porque todavía no está cerrado y firmado el acuerdo con los acreedores”.

“El Gobierno cree que cuando los nuevos bonos de la Argentina estén emitidos eso le va a quitar presión al mercado cambiario, con lo cual existe una idea que se puede seguir tirando, con más cepo”, consideró.

Para Kohan, “va a regir un cepo bastante estricto para las importaciones, en principio de automóviles, pero también lo habrá sobre otros bienes importados. Esto está generando algún alivio en sectores industriales”.

“Evidentemente el Gobierno va a tener que seguir adelante con las restricciones. Y pensaba en la posibilidad de un ‘plan Duhalde’ de verdad, que es que el que mgastó dólares pagará dólares. Y eso pasó ya alguna vez en la Argentina”, agregó.

Según detalló Kohan, “la versión que había más fuerte es que se profundizarían las restricciones a partir de septiembre y que en principio habría un cupo, las personas que ya compraron un mes u$s 200 no lo puedan acumular el mes siguiente. También se hablaba de solo permitir la compra de u$s 500 al año”.

«Son toda una serie de alternativas que el Gobierno tiene que poner en práctica por el dogma de no establecer un mercado libre para el turismo, para el ahorro, que no afectaría las reservas».