Cómo vender dólares en blanco y recibir el doble que venderlo al precio del dólar oficial

Cómo vender dólares en blanco y recibir el doble que venderlo al precio del dólar oficial

Aquellos que necesitan pasar dólares a pesos para afrontar gastos puntuales o llegar a fin de mes deben recurrir a una operación más sofisticada que la del mero hecho de vender las divisas en el circuito oficial. Una de las posibilidades es vender la moneda estadounidense en el mercado del dólar libre, pero se trata de una operación que es ilegal.

Cómo funciona la operatoria

Los ahorristas que quieran vender dólares sin acceder al mercado informal o ilegal del dólar libre, pero al mismo tiempo quieran tener un valor competitivo, deben hacerlo en el mercado bursátil mediante el Mercado Electrónico de Pagos (MEP).

El siguiente paso es comprar un bono argentino que cotice tanto en pesos como en dólares. Una opción es hacerlo con el bono AL30, que sustituyó al Bonar 2024 (AY24) como el más utilizado para comprar o vender dólares financieros. Se trata de un título con mucho volumen que permite concretar la compra y venta de forma ágil.

Por último, al dinero en moneda local adquirido por esta operación hay que restarle la comisión de la sociedad de bolsa o “broker”, que oscila entre el 0,25% y el 0,5%.

Cabe recordar que los requisitos para abrir una cuenta son: DNI, factura de servicio a nombre del titular y recibo de sueldo.

Las ventas de dólares en el mercado cambiario tradicional están en niveles mínimos desde 2015, cuando se terminó el anterior período de controles de cambio. De esta manera, casi todas las ventas que se dan en el mercado formal son de participantes que están obligados a vender, como exportadores que tienen plazos establecidos por la normativa para entrar los dólares al país.

No sólo la brecha cambiaria con las cotizaciones paralelas como el dólar contado con liquidación o el dólar libre tientan con mejores rendimientos si se tiene en cuenta que el CCL cerró el viernes a $156, el MEP o Bolsa a $143  y el libre al récord de $167.

El propio esquema del Impuesto PAIS hace que si, por ejemplo, alguien ahorra en dólares y a los pocos meses necesita usarlos para un gasto imprevisto, no tiene manera de recuperar el dinero que puso originalmente para esa compra.

Se trata de una operatoria que supo estar en la mira del Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV), porque permite en principio hacer arbitrajes entre las distintas cotizaciones que afectan a las reservas internacionales de la autoridad monetaria.