Blue a $8 pide Moreno

Ayer cerró a $ 8,91 el dólar Blue, cuatro centavos menosque el viernes. Desde las cuevas atribuyen esta baja a que la presión oficial para controlar la cotización del billete no cesa. De hecho, los vendedores hablan de un plan oficial para llevar a la divisa informal a $ 8 antes de las elecciones.

Según sostienen en el mercado financiero, el mensaje que enviaron a la city porteña funcionarios a través de banqueros amigos es que el blue debe mantenerse en $8 hasta las elecciones legislativas. “Amenazaron con reventar a las cuevas que vendan por encima del valor que se permite por día, y convalidan una baja gradual”, explica un operador.

“Nos comunicamos entre los que operamos para ponernos de acuerdo en la cotización según la demanda que haya y para no irritar al Gobierno”, agregó. El personaje al que más le temen las cuevas es al Secretario de Comercio, Guillermo Moreno, quien ya en marzo había lanzado el mensaje a banqueros exigiendo un dólar a $6,50, mensaje que reinteró cuando el billete tocó los $10,50. «Moreno lanzó la amenaza al mercado de enviar patotas a las cuevas que vendan el blue a precios cercanos a $10», sostiene un operador.

Los controles lograron su objetivo: en apenas tres semanas el billete bajó $1,59. Había tocado su máximo histórico el 8 de mayo cuando se vendió a $10,50 pero retrocedió ahora a los mismos valores que registraba a fines de abril. “Pero la demanda sigue latente. Hay que ver qué pasa cuando los controles sean menos intensos y si logran contener la suba que suele darse por vacaciones de invierno”, advierte otro operador.

Además de las presuntas amenazas a banqueros y cuevas, el Gobierno entendió que la clave para frenar una avanzada es mantener controlado al dólar “Bolsa”. El billete que se obtiene mediante operaciones bursátiles es la única ventanilla para adquirir divisas que el Gobierno no pudo cerrar. Como se consigue a través de la compra-venta de acciones o bonos en moneda extranjera que también cotizan en el exterior, prohibir estas transacciones equivaldría a prohibir la operatoria en Bolsa, lo cual generaría un importante daño al mercado financiero local.

Por eso, desde la ANSeS optaron por liquidar sus tenencias a precios baratos y de esta manera presionar a la baja a los bonos más utilizados para hacerse de dólares. De hecho, uno de los títulos soberanos más utilizados para este tipo de operaciones lideró las bajas y cayó ayer un 1,6% pero fue uno de lo más negociados: concentró un volumen de más 60 millones de pesos en la Bolsa porteña. Así el “contado con liqui” o “dólar fuga” osciló en torno a los $8,83. “Vendiendo los bonos, la ANSeS se asegura controlar el dólar que se negocia por la Bolsa. Es otra de las maneras que tiene de intervenir en el mercado financiero porque si sube el contado con liqui, sube el blue”, concluyó un operador de Bolsa.