Venezuela busca atenuar el cepo cambiario

Venezuela busca flexibilizar su estricto sistema cambiario mediante la reactivación de una subasta de dólares en julio y luego con la reintroducción de un mecanismo de libre flotación en el mercado secundario, conocido como “permuta”, aseguró ayer una fuente del equipo económico del gobierno.

El acceso restringido de la población a las divisas que ofrece el gobierno a una tasa oficial de 6,3 bolívares por dólar es, según críticos del oficialismo, una de las causas del desabastecimiento y la escasez del país, que registra una de las mayores tasas de inflación del mundo (35,2% anualizada a mayo).

“El Sicad, sí, la idea es sacarlo en julio. Vamos con eso”, dijo un alto funcionario del equipo económico del gobierno.

Tras eliminar a inicios de año un sistema complementario manejado por el Banco Central para asignar divisas a un tipo de cambio fijo –superior al oficial, pero inferior al no regulado–, las autoridades financieras intentaron solventar el problema de asignación mediante un complejo sistema de subastas al que llamaron Sicad. Sin embargo, tras vender u$s 200 millones a fines de marzo en una primera convocatoria a un promedio de 14 bolívares por dólar, no hubo más subastas, pese a los reiterados anuncios de las autoridades financieras de su inminente reactivación.

“Lo que queremos es ir a un mercado secundario, un mercado de permuta, con los privados. Eso sería para más adelante”, añadió.

Hasta el 2010, Venezuela tuvo un dinámico mercado de permuta de deuda de títulos valores, manejado por casas de bolsa, adonde acudían privados necesitados de divisas fuera del tipo oficial, pero dentro del marco legal. Luego de una subida de la cotización del dólar de “permuta” que duplicó el tipo de cambio oficial, el fallecido presidente Hugo Chávez y su equipo económico decidieron la clausura del mercado y el inicio de juicios contra los principales actores del mercado.

Para este relanzamiento del mecanismo de permuta, “el mercado (de las casas de bolsa) se reestructurará”, dijo la fuente. La reactivación de esta modalidad requeriría reformar la Ley de Ilícitos Cambiarios.