Gobierno prepara un decreto para usar sin restricciones las clínicas privadas

Gobierno prepara un decreto para usar sin restricciones las clínicas privadas

Gobierno avanza en nuevos instrumentos legales para hacerse de los recursos materiales necesarios para contener el avance del coronavirus. “Vamos a enviar un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para declarar de interés público todo los recursos sanitarios de la Argentina. No vamos a discutir la propiedad, podrá ser estatal o privado, pero creemos que tiene que haber un comportamiento igualitario para cada argentino”, sostuvo el ministro de Salud Ginés González García en su exposición ante los legisladores de la Cámara Baja.

“No se puede combatir un incendio con los ojos vendados, no podemos detener esta pandemia si no sabemos quién está infectado. Tenemos un mensaje simple para todos los países: test, test, test”.

En la práctica el DNU permitiría que el Gobierno podría disponer que un enfermo sea tratado en instalaciones de un hospital, clínica o sanatorio público o privado de cualquier jurisdicción.

Desde Olivos aseguraron que el decreto todavía no está listo y que pretendían terminar de trabajarlo con los representantes del sector privado. Varios de ellos, sin embargo, ya habían prestado su conformidad, aunque otro sector lo rechaza. Fuentes de las cámaras que nuclean a las empresas privadas advirtieron que no descartan amparos judiciales si el decreto prosperara.

“Con este DNU lo que vamos a buscar es justamente que tengan finalidad pública y distribución pública los que sean recursos privados o estatales. Además, vamos a financiarlos”, añadió el ministro.

El ministro advirtió que a través del decreto, la superintendencia de servicios de Salud hará aportes excepcionales a obras sociales y provincias por las prestaciones que se realicen por necesidad independientemente de la cobertura que tengan los pacientes.

El sanatorio Antartida, cuyo administrador anterior quebró en 2005, fue adquirido por el gremio que conduce Moyano supuestamente para dar servicios a los Camioneros. Luego de refacciones, en 2009 se realizó la primera reinauguración pero nunca llegó a funcionar. En 2017 hubo un segundo corte de cinta con el mismo resultado final: el lugar no funcionó. Y en 2018, bajo la gestión de Mauricio Macri, se festejó el tercer acto inaugural, pero otra vez las puertas quedaron tapiadas.