Fase 3 por 15 días desde mañana sábado

Fase 3 por 15 días desde mañana sábado, las razones técnicas y políticas de la decisión de Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof

Una cuarentena pendular que supone aperturas y cierres, según la curva de casos y la resistencia del sistema de salud.

La otra es de naturaleza política. A horas de cumplir los 120 días de cuarentena -semánticamente, triple cuarentena- el nivel de saturación social hace insostenible un aislamiento rígido.

Coinciden Fernández, Kicillof y Larreta, lo traducen González García y Carla Vizzotti, y lo sostienen los expertos. «No hay que agotar la herramienta de la cuarentena porque, más adelante, será necesaria otra vez», sintetiza un funcionario ante Clarín.

Un factor más. La octava extensión tiene, admiten desde las tres jurisdiscciones, un rasgo que no tuvieron las otras: a simple vista, es la primera vez que la medida no va en línea con lo que indica la estadística sanitaria.

«Por el nivel de casos quizá habría que seguir con un régimen menos flexible, pero el hartazgo social se hace sentir», apuntan en el Gobierno, y lo definen como una determinación táctica: un respiro al cansancio de la gente para la eventualidad, muy probable, de que haya que volver a cerrar más adelante.

Así y todo, hay una serie de indicadores que el Gobierno destaca para defender la decisión de regresar a fase 3.

– La curva de fallecidos y la ocupación de camas UTI creció menos que la de casos confirmados. Eso supone, afirman los funcionarios, que hay menos pacientes vulnerables. Vizzotti detalló este jueves que el 64% de ocupación de UTI en el AMBA se explica por la presión en CABA. Ese rasgo estaría ligado a que tiene población de mayor edad. Eso puede indicar que a pesar del aumento de casos, la presión sobre el sistema de salud -y el indeseado triaje– vaya más lento que los casos.

La mortalidad, de 45 por millón de habitantes, está entre las tres mas bajas de América, el continente que es el epicentro de la pandemia hoy. Sigue en baja, además, la letalidad -es de 1.8 y en descenso-, factor que atribuyen a que el sistema de salud está solido y se aprendió a tratar la enfermedad, más algunos medicamentos y tratamientos que ayudan.

Sobre esos indicadores, cruzado por el admitido cansancio ante el encierro, el gobierno decide avanzar hacia la fase 3 y habilitar los comercios minoristas de cercanía -incluso indumentaria-, las industrias y profesiones liberales. En CABA volverán los runners nocturnos.

Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete, tendrá la llave de las aperturas adicionales: Larreta pedirá lo del día extra para los paseos de los niños. Kicillof acordará con Cafiero que el paquete incluido en fase 3 entre, de manera automática, en vigencia en los 35 municipios del Conurbano.