Cuarentena selectiva a partir del 13 de abril

Cuarentena selectiva a partir del 13 de abril

Cómo será la «salida cuidada» de la cuarentena que planea el Gobierno. El Presidente aclaró que en algunos casos se mantendrán las restricciones y puso como ejemplo a la administración pública, que continuará ejerciendo trabajo a distancia.

A diez días del plazo otorgado por decreto, el Gobierno ya estudia la forma en que la Argentina dejará atrás el aislamiento social preventivo y obligatorio para mitigar la propagación del coronavirus en el país, una decisión que tuvo amplia aceptación en la sociedad y que fue cumplida por la mayoría de los argentinos pero que comienza a hacerse insostenible por múltiples factores.

El Gobierno está confeccionado por estas horas un mapa para geolocalizar a los casi 300 mil argentinos que regresaron al país desde el 14 de marzo, el día que se decidió el cierre de las fronteras para los extranjeros. De esos 300 mil, hay un círculo rojo que comprende a 67.727 personas que lo hicieron desde el 20, cuando comenzó a regir la cuarentena obligatoria y el coronovirus ya había provocado las primeras muertes. La Casa Rosada pretende, además, ampliar el universo y contactar a los familiares y amigos con los que pudieron haber tenido vínculo en los 14 días que siguieron al aterrizaje en Ezeiza. El mapa podría extenderse así a cerca de un millón de personas.

Es un operativo ambicioso y complejo de big data que contrasta con la falta de planificación y el caos que se vio en los bancos con los jubilados y que alteró el comportamiento social con consecuencias que aún no pueden verse. Para identificar a los viajeros y a sus contactos es necesario cruzar datos de Migraciones y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria con información de la ANSeS y de la AFIP, que permitirá saber dónde y con quiénes viven esos argentinos, a qué se dedican, quiénes sos sus empleadores y por dónde se movieron.

La idea aún se analiza y es parte del plan que Alberto Fernández estudia con miras al lunes 13, cuando en teoría vence el decreto que impide la circulación. El Presidente optaría por pasar a una fase menos restrictiva, que oblilgaría a no salir de sus casas a -como mínimo- aquel millón de personas, a la población mayor de 60 años y también a los chicos, que continuarán sin ir a la escuela. Cuarentena selectiva, la llaman en su entorno

El Presidente explicó: «Lo que no quiero es que nadie sienta que este es un espacio oscuro donde el Presidente dice vos trabajas o vos no. Les pedí a los tres sectores, junto a los infectólogos, que participen del comité para ir analizando como paulatinamente levantar la cuarentena».

«Tendremos que ver cómo volver al trabajo poco a poco porque el mayor canal de transmisión es el servicio de transporte público», dijo Fernández hoy, sostuvo que el comercio es uno de los sectores «más lastimados» y dijo que se analiza «de qué manera resolver el tema del comercio, tal vez con delivery para todos los comercios, momentáneamente».

Tiempo. Ese fue el mayor beneficio que dejará -si todo continúa de la misma manera- el aislamiento. Para no perder lo conseguido con el sacrificio y esfuerzo de todos, la siguiente prueba será respetar con disciplina las indicaciones del Gobierno, que este viernes tuvo un doloroso traspié con el cobro de jubilaciones y que pudo revertir este sábado con éxito.

A una semana del levantamiento de la cuarentena total, las fuerzas de seguridad -otro factor clave en el esquema- notificaron a 1.073.058 de personas, detuvo a 27.747; controló 798.682 vehículos y secuestró 2.336.