La recaudación subió 27%

Por efecto de la inflación y la compra de combustible

La recaudación tributaria aumentó en mayo un 27,4% y llegó a la cifra récord de $ 77.754,7 millones, informó ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). La importación de combustibles y la caída en las exportaciones de naftas se sintieron otra vez en las arcas públicas, según se desprende de los datos oficiales.
Los derechos de importación crecieron en mayo un 64,3% interanual y totalizaron $ 1.968,8 millones. En lo que va del año, los impuestos que cobra el fisco al ingreso de productos aumentaron un 61,9%. Según explicó en conferencia de prensa el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, la importación de maquinarias y aparatos mecánicos creció en mayo 187% y la de autos de alta gama, otro 45,7%.
Sin embargo, el salto interanual tiene a la adquisición de combustibles como protagonista. La mayor importación de fuel oil de mayo por la suba del precio del gas habría ocasionado compras por unos u$s 1.000 millones el mes pasado. Según un informe de la consultora Federico Muñoz y Asociados, el déficit de la balanza energética alcanzó los u$s 4.800 millones en los primeros cuatro meses del año, alrededor de la mitad del rojo sectorial de todo 2012.

El punto destacado, sin embargo fue la caída en las retenciones. La recaudación por derechos de exportación bajó 6,4% en mayo, uno de los meses de la cosecha gruesa de soja que fortalece al fisco y al Banco Central. Totalizó $ 5.399,8 millones y acumula una merma del 11,9% interanual. Eso a pesar de que la liquidación de divisas por exportaciones aumentó. En mayo, según la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara), superó los u$s 3.600 millones. y creció 5,5% en los primeros cinco meses. Otra vez, la explicación está en los hidrocarburos. Según Echegaray, la recaudación por exportación de combustibles minerales, como el petróleo, cayó 57,6%, o $ 866 millones, debido a que el Gobierno instaló un nuevo precio de corte de 28 dólares por barril y hasta ese precio, el producto está exento. También contribuyó la baja en la venta de maíz y otros cereales, del 64,8%, o $ 413 millones. “La diferencia del petróleo y el maíz no pudo ser recuperada por el resto de los componentes” exportables, afirmó el recaudador.
Los impuestos vinculados al consumo mostraron subas en línea con los índices alternativos de inflación. El IVA impositivo creció 24,3%, hasta los $ 13.826,7 millones, y el impuesto al cheque, 33,1%. Entre enero y mayo, el IVA impositivo acumuló un alza del 23,3% y el tributo que grava las operaciones bancarias, 26,1%.
“Hay que tomar en cuenta que los datos del primer cuatrimestre de 2013 señalan caídas para todos los tributos cuya recaudación está en línea con el comportamiento del nivel de actividad y/o las variables clave a la hora de determinación del mismo”, consideró la consultora Ledesma en un informe. Enumeró al IVA, las retenciones y el impuesto al cheque.

A su vez, el impuesto a las Ganancias creció un 41,8% interanual en época de presentación de declaraciones juradas y totalizó $ 21.101.7 millones. La pata aduanera del tributo, explicada por la retención del 20% a las compras con tarjeta de crédito en el exterior, aportó $ 1020,8%. Los aportes patronales aportaron otros $ 18.437,9 millones o un 35,7% más que hace un año.

Todo esto le permitió a la AFIP una suba en la recaudación del 28,3% en cinco meses. “Para esta etapa del año, esperábamos tener un crecimiento del 20% en los ingresos”, dijo Echegaray, acompañado por el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa.

Para finalizar el impuesto a las Ganancias creció un 41,8% en época de presentación de declaraciones juradas.