Gobierno anuncia créditos e incentivos para pymes y grandes industrias

Gobierno anuncia créditos e incentivos para pymes y grandes industrias

Serán más de $ 3.000 millones de aportes y financiamiento en los próximos 12 meses.

Medidas para la Industria:

  • Créditos por 455.000 millones de pesos para reactivación productiva de las pymes y financiamiento del cambio estructural. Tasa de interés de fomento y plazo a 10 años.
  • Creación de un sistema de Banca de Desarrollo que coordine la oferta de financiamiento para incrementar el impacto de los beneficios y la profundidad del crédito.
  • Desarrollo de proveedores industriales y tecnológicos. Apoyo de $1.400 millones a empresas nacionales que sean o aspiren a ser proveedoras en sectores estratégicos y de alto impulso como el petróleo y gas, la minería, automotriz, industria ferroviaria y naval.
  • Las pymes recibirán Aportes no Reembolsables (ANR) del Ministerio de Desarrollo Productivo por hasta un 70% del proyecto, o bonificación de hasta 10 puntos de tasa a empresas que inviertan en bienes de capital, certificaciones, desarrollos de productos.
  • Plan de Transformación Digital PyME y Plataforma Industria Argentina 4.0
  • Financiamiento público de $2.500 millones a tasas bonificadas e incentivos fiscales para proyectos de adopción de tecnologías 4.0
  • Programa Nacional para el Desarrollo de Parques Industriales
  • Más de $ 3.000 millones de aportes y financiamiento en los próximos 12 meses. En esta primera fase del plan se ofrecerá apoyo a 48 parques industriales y tecnológicos en todo el país. El objetivo es asistir y desarrollar 300 parques industriales y tecnológicos en el período 2020-2023.

En el marco del acto por el Día de la Industria, el ministro de la Producción, Matías Kulfas, quien acompañó al presidente Alberto Fernández, anunció cuatro nuevas medidas tendientes a darle impulso a la industria, particularmente a las pymes, que incluyen líneas de financiamiento, créditos e incentivos para la etapa pospandemia.

La primera de esas líneas de financiamiento, que parte de un crédito del BID por 500 millones de dólares, tendrá una tasa subsidiada de entre 10% y el 24% anual.La segunda es para el «cambio estructural», para con el fin de «recuperar el terreno perdido para generar las inversiones que necesitamos para este cambio en que argentina ahorre más y exporte más».

Será en conjunto con el BCRA exclusiva para inversiones a largo plazo y llegará a $ 200.000 millones de pesos hasta 10 años, con tasas de interés por abajo de Badlar para proyectos a largo plazo.

Kulfas dijo que se trabajará con los bancos del sector privado para armar un «sistema de Banca de Desarrollo que coordine la oferta de financiamiento para incrementar el impacto de los beneficios y la profundidad del crédito».

También anunció el desarrollo de proveedores industriales y tecnológicos, mediante una línea de $1.400 millones a empresas nacionales que sean o aspiren a ser proveedoras en sectores estratégicos y de alto impulso como el petróleo y gas, la minería, automotriz, industria ferroviaria y naval.

La línea se organizará con Aportes no Reembolsables (ANR) del Ministerio de Desarrollo Productivo por hasta un 70% del proyecto, o bonificación de hasta 10 puntos de tasa a empresas que inviertan en bienes de capital, certificaciones, desarrollos de productos, entre otras cosas, de empresas que sean proveedoras de cadenas estratégicas y cumplan con ciertas condiciones (aumento de exportaciones, ahorro de divisas y creación de empleos de calidad).

El Plan de Transformación Digital PyME y Plataforma Industria Argentina 4.0 fue el tercero de los ejes. En este caso, el Financiamiento público de $2.500 millones a tasas bonificadas e incentivos fiscales para proyectos de adopción de tecnologías 4.0.

Kulfas también anunció un programa nacional para el Desarrollo de Parques Industriales con un nuevo enfoque incluye parques industriales del conocimiento.

El apoyo se realizará a través de Aportes No Reembolsables (ANR) de hasta $ 60 millones para obras en Parques Industriales y créditos con bonificación de tasa (hasta un 50% de la TNA de préstamos comerciales) para instalación, ampliación de capacidad productiva o adquisición de nuevos terrenos.