Compra del dólar ahorro en octubre truco para los no autorizados

Compra del dólar ahorro en octubre truco para los no autorizados

Cepo casi 3 millones no podrán comprar dólar ahorro

Como hacer la operación PARA COMPRAR DOLAR AHORRO SI FUISTE RECHAZADO CON el mensaje Compra de dólar ahorro Error Com. A 7105 / A 7106 o Rechazada por BCRA CUIT inhabilitado por restricciones de Com A 7105/A 7106

Para adquirir dólares a través del CCL una persona o empresa compran un bono o una acción en Argentina que también cotiza en el exterior, ya que un mismo título o acción puede cotizar simultáneamente en la bolsa local (en pesos) y en el extranjero (en dólares).

Lo que se hace es comprar el título en pesos en nuestro país, se le pide a la sociedad de bolsa la transferencia al exterior y se vende contra dólares que quedan depositados en la cuenta del exterior. El tipo de cambio al que se adquieren los dólares surge de la división entre el precio al que se paga localmente el título o la acción en pesos, y el precio al que se vende luego en el exterior en dólares. Se usa en muchos casos por empresas que necesitan enviar dinero a sus casas matrices, pero también lo utilizan quienes desean tener los ahorros fuera del riesgo argentino. Esta operatoria no tiene monto máximo y es perfectamente legal.

Qué diferencia hay entre dólar MEP y CCL?

El CCL suele ser más alto que el dólar MEP, porque en este último caso quedan en la cuenta local, mientras que el primero hay que sumar el costo de transferir el activo al exterior.

Hay que recordar que el dólar MEP es la operación en la que podemos adquirir dólares en la bolsa local, mediante la compra-venta de bonos. Estos bonos están denominados en dólares, pero cotizan en nuestro mercado en pesos y en dólares, por lo tanto, se compran en pesos y se venden contra dólares para que se depositen en las cuentas bancarias. Para realizar esta operación se necesita tener también una cuenta bancaria en dólares en un banco local para retirar el dinero, ya que la sociedad de bolsa no permite la extracción de los dólares físicos. Se puede operar dólar bolsa sin límite máximo y es perfectamente legal.

 

Conviene comprar dólares con esta sobretasa? Para los que si pueden comprar?

Todo va a depender para que quiere esas divisas. Si es para reserva de ahorro de corto plazo, como por ejemplo para construir, lo mejor es comprar materiales con los pesos que le sobran y, si continua con excedentes, destinarlos a la comprar dólares. Si es para atesorar y usarlos en unos años en alguna inversión en especial, es conveniente ir a la divisa como refugio para sus ahorros.

Ayer el dólar ahorro terminó en 131 pesos, pero, con la devolución del 35% que hace AFIP sobre esa retención, se terminará pagando -en términos reales y estimando el promedio de inflación para los próximos meses- en torno a los 110 pesos por unidad.

Teniendo en cuenta la depreciación progresiva que está sufriendo el peso argentino, mucha es la gente que insiste en ahorrar en dólares o en su sustituto más cercano (ladrillos, autos, electrodomésticos, entre otros) pese a los pedidos del Gobierno para que retenga sus pesos y ahorre en moneda local.

En la medida que la brecha cambiaria continúe por encima del 20%, la demanda de dólares se mantendrá firme. Hoy, tomado la relación entre el dólar oficial y el blue, se la ubica en torno al 90%. Todo un estímulo para la compra de dólares.

Pero como el Gobierno no pudo bajar el dólar blue -lo que fue siempre su primera intención- lo que hizo fue subir el piso del dólar oficial (devaluar) para atesoramiento; primero aplicando un impuesto del 30% y después una percepción del 35% para su compra. Esto llevó la brecha al 10%. Sin embargo, como mencionamos párrafos arriba, con la devolución del 35% por parte de la AFIP, esa brecha -computando la depreciación en el tiempo- se la ubica en términos reales en torno al 30%. 

Cómo recuperar el 35%?

Todas aquellas personas que compren dólares podrán solicitar a la AFIP la devolución del 35% que se les retuvo al momento de esa adquisición.

Los contribuyentes del Impuesto a las Ganancias o del impuesto sobre los Bienes Personales podrán deducirlo de los pagos que realicen a partir de junio del año próximo cuando presentes sus declaraciones juradas por el ciclo fiscal 2020.

Quienes no puedan recuperar estas percepciones como pago a cuenta de los tributos arriba mencionados (Ganancias y Bienes Personales), la norma contempla que podrán solicitar la devolución del gravamen una vez finalizado el año calendario en el cual se efectuó la percepción. Esto quiere decir que a partir de enero del 2021 se habilita la posibilidad de solicitar la devolución de las percepciones practicadas entre el 16 de septiembre y 31 de diciembre. La AFIP aquí no determina fechas de devolución.

La aprobación o rechazo de la solicitud efectuada será resuelta mediante controles que realice el organismo. Si se aprueba, el monto se transfiere a la cuenta bancaria del CBU cargado. Si se rechaza, el contribuyente recibirá una notificación oficial.

Habrá que armarse de paciencia para recuperar estas percepciones bajo el régimen de devolución. Las peleas con el Estado por los recursos son, por lo general, largas y tediosas. Se deberá insistir y seguir todos los pasos que establece la reglamentación para que la AFIP concrete esta devolución.

Quiénes están excluidos para comprar?

Con el refuerzo del cepo, crecieron las restricciones para poder operar en el mercado cambiario. El Gobierno especula una fuerte caída de la demanda sobre el dólar ahorro con toda la gente que quedo afuera de estas compras. Estas serían:

*Las personas que reciben planes sociales. Esto incluye a los que perciben el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

*Los coleros digitales. No podrán comprar dólares las personas que no tengan ingresos declarados, lo que incluye a desocupados y trabajadores informales.

*Quienes percibieron ayuda estatal. Incluye a monotributistas que recibieron créditos a tasa cero, las empresas y empleados de compañías que entraron dentro del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

*Los que gastaron con tarjetas por fuera de la moneda local. Los gastos que se hagan en dólares se computan dentro del cupo mensual de 200 dólares. Quien gastó 600 dólares en compras, no podrá usar el cupo por los siguientes tres meses.

*Chequeo de saldos refinanciados. Aquellas personas que refinanciaron sus tarjetas en un esquema de 9 cuotas fijas con tres meses de gracia y a una tasa del 40% anual ya no podrán comprar dólares hasta que terminen de pagar esa refinanciación.

*Las personas que tienen préstamos, personales, hipotecarios o prendarios, congelados por decreto del Ejecutivo tampoco podrán comprar dólares.

*Aquellos individuos o empresas que compren a través del dólar MEP u otros mecanismos financieros, para tampoco podrán adquirir las divisas del dólar ahorro.

*Los cotitulares de cuentas. Hasta el 15 de septiembre, las personas que tenían una cuenta compartida mantenían cada una su cupo. Ahora ya no es así, ya que el Central dispuso que el cupo se tomará por cuenta y no por persona.

En definitiva, el universo de compradores se reducirá drásticamente.

En los últimos diez días en los que hubo feriado cambiario, el Banco Central (BCRA) perdió poco más de 380 millones de dólares de sus reservas.

Es decir que, inclusive sin la demanda del dólar ahorro, la sangría continua.

Pago de importaciones, compromisos de deuda e intervenciones en el mercado para que no se dispare la divisa son tan solo algunas de las vías por donde se van los dólares del BCRA. Nada alcanza para suplir la mínima demanda de dólares que existe hoy en el mercado, ni tan siquiera el superávit comercial que terminará aportando este año poco más de 18.000 millones de dólares al sistema.

Pero no hay que confundirse. Dólares en la Argentina hay, lo que pasa es que no están en manos del Estado. Según el presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, en declaraciones recientes aseguró que existen 170.000 millones de dólares atesorados en el país en cajas de seguridad o debajo del colchón.

LEE TAMBIÉN

Y el problema está ahí. Nadie quiere entregarle los dólares al Gobierno. No hay confianza. No hay ni tan siquiera un plan económico para garantizar algún sendero de crecimiento económico.

El cepo aplicado por el Gobierno fracasa en todos sus sentidos. No logra frenar la salida de dólares del sistema y por otro lado impide la llegada de divisas del exterior. La sociedad y las empresas siguen sentados sobre sus 170.000 millones de dólares a la espera de señales.