Coleros virtuales de los famosos 200 dólares por los que AFIP canceló mas de 400 Cuits

Coleros virtuales de los famosos 200 dólares por los que AFIP canceló mas de 400 Cuits

La suspensión de 400 cuentas dispuesta por el Banco Central (BCRA) podría ser el primer paso para desentrañar una estructura conformada con el objeto de comprar más dólares que el tope permitido (u$s 200 mensuales) y así obtener una diferencia, que puede ser millonaria, con la brecha entre la cotización oficial y la del mercado paralelo.

Las cuentas bancarias empleadas tienen como titulares por lo general a personas de bajos recursos e incluso indigentes, denominados en la jerga financiera como «coleros digitales», que acceden a la operación a cambio de sumas variables de dinero como parte de una estructura piramidal

El rédito de la operatoria se basa tanto en la prohibición vigente para la compra de más de u$s 200 mensuales por persona como en la diferencia entre las cotizaciones ya mencionadas.

A los valores actuales ($ 97,82 del dólar oficial y $ 130 del blue), la ganancia bruta por cada cuenta llegaría a $ 6436, de los que habría que descontar las comisiones que se le pagan al «colero virtual». Con ese descuento, la ganancia neta por cada cuenta podría estimarse en $ 5500, un 26,8% en pesos en un mes, una rentabilidad impensada en cualquier otra clase de operación financiera legal.

La ganancia total, por supuesto, se incrementa cuando más prestanombres pueda reunir una estructura, pero en el caso de que se lleguen a juntar 100 se obtendría una diferencia de casi $ 650 mil.

Las sospechas en la autoridad monetaria sobre la conformación de estas estructuras ilícitas fueron tomando cuerpo hace por lo menos dos meses, a medida que se hizo evidente el crecimiento de la cantidad de personas humanas que compraba dólares para atesoramiento.

Según los informes cambiarios que el BCRA elabora mensualmente, de las 400.000 personas que compraron dólares para atesoramiento en marzo se pasó a 2,4 millones en mayo.

Las propias entidades del sistema financiero (obligadas por lo establecido en la ley Penal Cambiaria N 19.359) reportaron los movimientos inusuales al   que, con los datos disponibles, pudo diseñar un esquema genérico de cómo funciona la nueva estructura de «coleros virtuales».

Las estructuras se pueden valer de cuentas ya existentes o bien se abrir nuevas y una vez que se junta un número considerable, ya se está en condiciones de montar un esquema piramidal. En la base, las primeras cuentas reciben transferencias de pesos y compran los u$s 200 permitidos como máximo, que son transferidos a cuentas del escalón superior, hasta llegar a la cima de la pirámide.

El único caso que derivó en la intervención del BCRA fue la suspensión este viernes de 392 cuentas con movimientos inusuales en el banco digital Brubank, pero en los días venideros podrían conocerse casos similares con cuentas de otras entidades del sistema financiero.

El Banco Central dispuso la apertura de las investigaciones y citará a los involucrados: la ley indica que serán pasibles de enfrentar un proceso penal, recibir multas de entre una y diez veces el monto de la infracción cometida y, en caso de reincidencia, penas de hasta ocho años de prisión.