Echan de los aeropuertos a las casas de cambio

Desde hoy los bancos públicos serán los únicos que podrán comprar y vender divisas en los aeropuertos y puertos del país. Así los dispuso ayer el Banco Central. La medida afecta principalmente a la firma española Global Exchange que concentraba su negocio en las terminales de entrada al país. También alcanza a Banco Piano, que opera en Ezeiza y en la terminal de cruceros de Puerto Madero. La autoridad monetaria justificó su medida en el precio abusivoque estas entidades cobraban a los turistas por la compra-venta de monedas.

Global Exchenge contaba hasta ayer con una ubicación privilegiada dentro de aeroparque y Ezeiza. Es que a diferencia del Banco Nación y Piano, la sucursal de esta entidad –que opera también en los aeropuertos internacionales de Bariloche, Córdoba, Tucumán y Mendoza– se encuentra el área más cercana al retiro de equipaje de los ingresantes al país . Por eso era la que mayor volumen de operaciones concentraba.

Según fuentes del mercado, Global ya habían recibido la advertencia oficial en otras oportunidades sobre los valores muy por debajo de mercado que ofrecían a los turistas, que llegaba a ser un 20% inferior al tipo de cambio oficial.

Pero desde esta firma –que opera también en otros 10 países– argumentaban que al tratarse de un mercado libre, no estaban incurriendo en ninguna irregularidad. No alcanzó.

“Este tipo de comportamientos resulta abusivo y lesiona derechos de los usuarios”, explicó el Banco Central ayer en un comunicado. Pese a que en el mercado financiero cuestionaron que el negocio cambiario en terminales quede sólo en manos estatales, la autoridad monetaria justificó la decisión argumentando que “las entidades públicas propenden, a diferencia de las privadas, a la consecución de fines de interés general entre sus objetivos”.

Los bancos estatales tendrán un mes para instalarse en aeropuertos y puertos. Además, deberán contar con ventanillas abiertas al público las 24 hs, que ofrecerán los mismos tipos de cambio que exhiban el resto de sus sucursales de la misma jurisdicción y sólo podrán comprar a no residentes divisas por el equivalente a US$ 500 .

Lo dispuso el Banco Central. Dijo que abusaban de los turistas.