Cepo cambiario dificulta asistencia a accidentado

Es el caso de un barilochense que está en España. Tiene lesiones que podrían dejarlo cuadripléjico.

La madre de Federico de la Mano, un barilochense accidentado en España, denunció las trabas y problemas que tiene su familia para asistir al hijo, quien se encuentra en silla de ruedas. En particular se quejó por las “normas gubernamentales intempestivas y arbitrarias” que limitan la compra de divisas para viajar al exterior y poder ayudar al accidentado. Uno de los hermanos viajó a Barcelona para asistir al accidentado pero la AFIP le negó la posibilidad de comprar euros, destinados a su estadía en Europa.

Este no es el primer caso en el cual el Estado no permite la compra de divisas a un ciudadano para asistir a un familiar accidentado o enfermo en el exterior. Esta el emblemático caso del joven platense que falleció en septiembre en el hospital de Wisconsin, en Estados Unidos, luego de sufrir un accidente automovilístico. Sus familiares denunciaron que el cepo oficial al dólar les impidió el envío de ayuda económica necesaria para aquellos que viajaron de urgencia e intentaron asistirlo.

Aurora Fiorentini de De la Mano publicó una carta abierta (ver aparte) donde explica los problemas que tienen para asistir a Federico, accidentado mientras volaba con un parapente en España, el 15 de agosto pasado.

En diálogo con “Río Negro” se quejó del cepo cambiario, indicando que “crea terribles injusticias y problemas en casos de viajes urgentes y asistencia médica en el extranjero”.

Federico, de 45 años, trabaja como guía e instructor en vuelos en parapente, una profesión que lo llevó a España. Allí sufrió un serio accidente, con lesiones en su médula y podría quedar cuadripléjico. No obstante el veloz rescate por intermedio de un helicóptero alientan esperanzas.

Sucedido el accidente la esposa de Federico, Gloria, viajó en forma inmediata a España y los dos hijos de la pareja quedaron con los abuelos. El parapentista es el principal sostén económico de la familia, por lo que el grupo familiar se encontró con inesperados problemas. Desde la Red Solidaria señalaron que la “familia se ha quedado sin sustento” y teniendo que afrontar viajes al exterior para acompañarlo, ya que no podía ser trasladado a Argentina. Por ello se abrió una cuenta bancaria solidaria en el Banco Nación y se convocó a los vecinos y amigos a colaborar.

La respuesta de la comunidad fue rápida y numerosas personas depositaron para ayudar al accidentado. No obstante, el banco comenzó a descontar todo tipo de impuestos y tasas. Ángel, el papa de Federico, explicó que dos contadores públicos amigos están trabajando para poder revertir este problema. También dijo que Federico evolucionó favorablemente y que tienen esperanzas para su recuperación, pero ello implique que al menos un familiar esté con el en España.

Los padres explicaron que la urgencia hace que el hermano menor, Diego de la Mano, deba viajar de todas maneras, aun sin los Euros. Así viajó su hermano mayor, Francisco, quien acompañó a Gloria durante los primeros días de internación y luego debió regresar a Argentina, ya que no había forma de transferirle dinero.