Tarjetas limitan más la extracción en el exterior

Sólo permiten extraer efectivo en el exterior hasta el 10% del límite de compra o hasta el equivalente a US$1.000, el monto menor.

Las extracciones de divisas en el exterior a través de tarjetas de crédito, que son adelantos en efectivo, tienen nuevos límites, impuestos por las propias entidades financieras.

En lugar de mantener el límite de US$1.500 con que venían operando, decidieron establecer montos máximos en función del límite de compras autorizados por cada cliente.

Así, sólo permiten extraer efectivo en el exterior hasta el 10% del límite de compra o hasta el equivalente a US$1.000, el monto menor.

Además de las compras con tarjetas en el exterior para pagar en pesos al tipo de cambio oficial, otra práctica que venía creciendo a pasos agigantados era la de extraer dólares utilizando la tarjeta de crédito.

Esto es posible a través de la línea de “adelantos en efectivo” que ofrecen todos los plásticos, aunque se requiere de una clave (o PIN) para obtener los fondos a través de un cajero automático.

Para evitar abusos, el Gobierno sugirió a los bancos limitar en lo posible esta operación, ya que era una vía alternativa para la fuga de capitales. Por eso, las administradoras de tarjeta y los bancos decidieron autorregularse, definiendo un máximo equivalente a US$1.500 por tarjeta para extraer en el exterior.