Tarjetas de crédito con Chip útil para Europa, problemas en USA

Explicamos donde conviene utilizar las tarjetas de crédito con Chip, o con banda magnética tradicional para Argentina.

Europa, Estados Unidos y también Brasil, la implementación de tarjetas de crédito más tecnológicas que las de la banda magnética está complicando a los argentinos que se encuentran en el exterior. A la hora de pagar la cuenta de algunos restaurantes, supermercados o cualquier tipo de comercio, los plásticos usados en el país ya nos son aceptados.

En Brasil y Europa es cómodo el uso de la tarjeta con Chip, pero en USA es bien distinto el tema con las tarjetas con Chip. Igualmente habiendo testeado en Junio de este año en forma personal, con tarjetas de crédito con banda magnética no tuvimos problema alguno habiendo visitado más de 10 de las principales capitales turísticas de Europa. También hemos comprobado que en USA no todos los comercios pueden leer tarjetas con tarjetas de crédito con Chip.

El nuevo sistema de compra sin efectivo es a través de una tarjeta con las mismas características que las actuales, con la particularidad de que llevan un chip, que permite que los datos del consumidor puedan leerse más rápido, al tiempo que dificulta la creación de plásticos “gemelos” y evita así el fraude. De esa forma se eliminan los llamados para verificar la situación financiera del cliente, y no hay retrasos generados por el mal estado de las bandas magnéticas. La seguridad extra con las tarjetas de crédito y débito con Chip es indudable. Pero si al momento de pagar, existen problemas, la seguridad pasa a segundo plano.
La tarjeta de crédito con Chip permite que el pago se realice sin la necesidad de que sea entregada al comerciante, simplemente acercando el plástico al lector.
En Argentina este año comenzaron a implementarse en más bancos. Desde la empresa Visa, sostienen que ya hay un millón de tarjetas con chip. Lo mismo Mastercard, cuyos representantes explicaron que el cambio de sistema no debería generar problemas, ya que ambas tarjetas convivirán por un tiempo. Sería un error que el comerciante acepte sólo los nuevos plásticos.