Tarjetas de crédito aumentan tasas de interés por compra en cuotas

Visa Argentina que a su vez agrupa a Banelco, TodoPago, PagoMisCuentas y Lapos anunció a partir del jueves pasado un incremento de 2 puntos porcentuales sobre los coeficientes que cobra a los comercios que ofrezcan planes de financiación entre 2 y 24 cuotas. Así elegir pagar una compra en seis veces puede tener una tasa nominal efectiva de 44%, mientras que desde enero esta era del 42%.

Su competidor First Data –responsable local de Mastercard, Nativa, Dinners Club, Argencard, las tarjetas del Grupo Cencosud y la chilena CMR de Falabella– informó a sus establecimientos clientes la misma movida: una suba de 2% en todos los tramos de sus planes de cuotas.

Para compras pagaderas en hasta doce veces la tasa nominal anual se elevó así hasta 47%; mientras que el costo financiero total para esta transacción supera el 75% anual.

Los planes oficiales de Ahora 12 y Ahora 18 terminaron con un costo financiero total de 27,89% y 30,30% respectivamente, informaron desde la compañía.

First Data comunicó a sus clientes estos nuevos coeficientes antes de que se conociera el resultado de la decisión de tasa de política monetaria del Banco Central, el martes último. Tal como esperaba el mercado, la autoridad monetaria dejó sin cambios su tasa de referencia en 26,25%.

No es la primera vez que los plásticos reaccionan en línea con las política de tasas de referencia que fija el BCRA. El año pasado, en pleno “boom” de las Lebac en la plaza local y con tasas de referencia en récords, estos players habían subido entre 2 y 5 puntos porcentuales sus tasas. En ese entonces, el pago en 12 cuotas llegó así a una tasa nominal anual de hasta el 58%.

El año se inició con marchas y contramarchas en cuanto los planes de financiación, a partir de una quita de las “cuotas sin interés”, a principios de enero y su fuerte impacto en el consumo que obligó al Gobierno a dar marcha atrás y volver a lanzarlas.

Este nuevo ajuste en los costos de financiación para los comercios implica un nuevo encarecimiento de las compras con plásticos, lo que hace que los clientes busquen otras formas de financiarse. El mes pasado los préstamos personales, con una tasa de interés inferior a la que cobran las tarjetas, vieron crecer su stock 33 veces más que el de los plásticos.