Nueva Ley de Tarjetas

La nueva Ley de Tarjetas, que impulsa el presidente de la Comisión de Industria y Comercio del Senado, Alfredo Luenzo, ya ganó el apoyo de la CAC y CAME, y mañana irán las cámaras que nuclean a los bancos públicos, nacionales y extranjeros. “Tenemos que definir si mañana mismo firmamos despacho de comisión, que permite habilitar el tratamiento en el recinto. Ya lo pidieron muchos senadores y hay consenso. Es difícil que acepten la progresividad en la baja de comisiones pedida por el Ejecutivo.

El proyecto prevé que el interés de financiación cuando se paga el mínimo (denominado “revolving” en la jerga) sea el promedio de los préstamos personales, mientras que hoy se puede cobrar hasta 25% más (la tasa efectiva anual alcanza el 70%). A su vez, los intereses punitorios que el emisor aplique no podrán superar en más del 25% al aplicado en concepto de interés compensatorio frente al 50% de la actual ley.

Se fija un plazo máximo de 10 días hábiles para la acreditación de los importes a las ventas en las cuentas de los establecimientos adheridos para las operaciones con tarjetas de crédito. También fija una tasa del 1% para las operaciones que se realicen con tarjetas de crédito en las zonas de frontera propuesto por la senadora S. Giménez.

Días atrás se firmó un acuerdo entre los representantes de las tarjetas de crédito y las cámaras que reúnen a los comerciantes que establece que a partir de abril el máximo que podrán cobrar los plásticos a los comercios es de 2,5% por cada operación en crédito y 1,2% en débito y descenderá hasta 1,8% y 0,8% en cuatro años. Pero Luenzo propone que las comisiones bajen más rápido, en beneficio de las pymes. En su nuevo proyecto fijan 1,5% para las compras con crédito y 2% para pymes. Para todos los casos, establece 0,5% para débito. “Englobamos acá todas las propuestas que se han hecho, tanto lo que pedía el Ejecutivo, el radicalismo y CAME”, detalla.