Más problemas en Grecia, ahora corrida bancaria

En los últimos 2 días, los clientes de los Bancos en Grecia sacaron mas de 2260 millones de dólares de sus cuentas bancarias, que serían unos 2 mil millones de Euros.

El lunes es un feriado nacional para marcar el inicio del período de la cuaresma ortodoxa griega. Los temores de controles de capitales han crecido en días recientes mientras Atenas se esfuerza por alcanzar un acuerdo con la zona euro para obtener continuidad en su financiamiento.

Una reunión de ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) se celebrará hoy por la tarde en Bruselas para tomar una decisión sobre la demanda de Grecia. Ayer se celebró una reunión de altos funcionarios de la zona euro (el llamado Euro Working Group) también para examinar la demanda griega, previa a la del viernes del Eurogrupo.

Atenas dijo ayer que depende de los ministros de Finanzas de la zona euro decidir si aceptan o rechazan su propuesta para extender su programa de créditos, en un intento por desestimar los comentarios de Alemania. “El Gobierno de Grecia presentó una carta al Eurogrupo pidiendo una extensión del acuerdo de préstamo. El Eurogrupo tiene solo dos opciones mañana (viernes): aceptar o rechazar la solicitud griega”, dijo un funcionario del Gobierno. “Entonces quedará claro quién quiere encontrar una solución y quién no”, agregó.Grecia, deuda, Eurogrupo, propuesta, Alemania, negociaciones.

Un 54% de los alemanes considera “impertinente” la actitud del primer ministro griego, Alexis Tsipras, y de su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, mientras que el 41% los ve “ingenuos”, según una encuesta realizada por el instituto Emnid para la cadena de televisión germana N24. El sondeo refleja que el 25% de los alemanes ve la posición de ambos como “estratégica” y un 13% llega a reconocer que los admira “en secreto”. La encuesta fue realizada con una muestra de alrededor de 1.000 personas en la víspera de que Grecia pidiera prorrogar hasta finales de agosto la asistencia financiera. [EFE]

La Comisión Europea insiste en que la pertenencia de un país a la unión monetaria es “irrevocable”, basándose en los tratados europeos.
Pero “aunque no hay cláusula” que prevea que un país deje la zona euro, “es posible hallar una construcción jurídica” que lo permita, opina Janis Emmanouilidis, del centro de reflexión European Policy Center. Según un escenario citado por el Instituto Jacques Delors, y abiertamente debatido en Alemania, si Atenas no cumple con sus compromisos, la zona euro y el Banco Central Europeo (BCE) podrían forzar su salida. De momento, este escenario no parece posible. El instituto contempla otros dos escenarios: una decisión voluntaria de Grecia de emitir su propia moneda, devaluada respecto al euro, para poder financiar la política social y antiausteridad. El otro es una salida del euro “por accidente”, tras un episodio de pánico bancario, que llevaría a una corrida bancaria.