Guía paso a paso para compras por Internet puerta a puerta

Cómo comprar por Internet sin “morir” en el intento, trucos, secretos y guía paso a paso vía legal para comprar desde ropa de Uniqlo y Abercrombie, que parece ser el aspiracional para muchos, hasta comprar un iPhone, Tablet, Galaxy 7 o Drone y computadoras, notebooks y laptops.

Límite de peso e importe: el envío a domicilio dependerá de estos dos factores. Para Correo Argentino, es de hasta 2 kilos y 200 dólares, mientras que para los couriers es de hasta 50 kilos y 1.000 dólares.

Hay otro factor a tener en cuenta. El límite de precio siempre se calcula sobre el valor total del producto, sin incluir impuestos ni costo de envío. Si una computadora sale 950 dólares, y con el costo de envío del courier supera los 1.000, igual podrá comprarla para que llegue a domicilio. La mecánica también aplica con el correo oficial.

Cantidad y tiempo de envío: para que el producto llegue a domicilio, el Gobierno estableció un tope de cinco envíos por persona y año calendario con el correo privado. Para el oficial, no hay límite de envíos.

Los productos que se piden por correo oficial llegan por barco desde el país de origen hasta la Argentina, por lo cual tardan más. En cambio, las compras por courier viajan por avión, y “llegan entre dos y cuatro días al país según el lugar de origen”, dijo Alejandro Díaz, presidente de la Cámara Argentina de Prestadores de Servicios Internacionales Aeroexpresos (CAPSIA).

Franquicia de 25 dólares: este beneficio aplica sólo para el correo oficial, no para el servicio privado. La franquicia está disponible en la primera compra y aplica para el cálculo impositivo sobre el producto.

Por ejemplo, si una mochila cuesta 53 dólares, el comprador pagará el valor total del producto, y el impuesto del 50% -porque es Correo Argentino- se aplica sobre 28 dólares, al descontarle la franquicia. Entonces, este producto saldrá 81 dólares más los gastos de envío correspondientes.

Límite de especies: como el sistema está pensado para pequeños envíos y consumo minorista, la AFIP estableció un límite de compra de tres productos de la misma especie. Por ejemplo, sólo podrá comprar tres remeras durante un año.

Pero esto no significa que en el mismo paquete no pueda traer más productos. “Siempre y cuando no se superen los 50 kilos y los 1.000 dólares, podrá traer en un mismo paquete, por ejemplo, tres remeras, un teléfono y dos pares de zapatillas”, expusieron desde CAPSIA, una cámara que agrupa a empresas como DHL, UPS y FedEx.

Impuestos: aquí también hay diferencias. Para el oficial, el gravamen es del 50% del valor de la mercadería. Los productos de hasta 25 dólares no pagan impuestos a la importación, y los que superen los 3.000 -que ya no llegan a domicilio- siguen el tratamiento de envío comercial.

Para los couriers no aplica el 50%, ya que el tributo a cobrar dependerá de la posición arancelaria del bien, que contempla el origen y las características, entre otras cuestiones.

Una vez que el producto llega al país, el courier se encarga de procesar y liberar cada envío, paga los impuestos y aranceles a la Aduana y clasifica la mercadería. Si la persona hizo un prepago de los impuestos, no deberá abonar nada más. Si no lo hizo, pagará los gravámenes correspondientes al producto cuando se lo entreguen en el domicilio.

Volante Electrónico de Pago (VEP): es tarea del comprador generar este comprobante sólo si el producto se compró vía correo oficial. Cuando la mercadería llega al país, el correo le avisa al destinatario y ahí deberá generar el VEP en la web de la AFIP.

La entrega del producto a domicilio se hace luego (y no antes) de la generación y entrega del VEP. Dentro de los próximos días, la AFIP pondrá en marcha un micrositio para las compras en el exterior vía web para que sea más sencillo el ingreso.

Un paso en común: el formulario 4.550 de la AFIP dejó de existir, pero al comprar por cualquier empresa, el consumidor deberá comunicar en la web del organismo que recibió el producto dentro de los 30 días corridos luego de su llegada al domicilio.

Se debe tener un CUIT/CUIL y la clave fiscal con un nivel de seguridad 3, que son los datos biométricos registrados (huella dactilar, fotografía y firma). Si no se hace durante los primeros 30 días después de recibir el producto, el próximo envío que lo tiene como destinatario no podrá ser librado de la Aduana, y pasará al régimen general de importación.

Regalos a terceros: los límites y características que se explicaron en todos los puntos anteriores no se aplican sólo a la compra de productos. La CAPSIA aseguró que el régimen oficial también aplica para los regalos que pueda recibir un destinatario que habita en territorio argentino.

La medida tendrá un impacto inicial en algunas categorías como la indumentaria y la tecnología, pero que en el mediano plazo generará un doble impulso en la oferta y la demanda. Vale recordar que comparando un iPhone, como comprarlo desde Argentina versus comprarlo en MercadoLibre la realidad es que la diferencia es casi nula si hablamos del modelo iPhone 6S Plus de 128GB.