Fin de mandato en Uruguay de un Gran Presidente, y lo reemplaza Tabaré

Fin de mandato en Uruguay de un Gran Presidente, y lo reemplaza Tabaré. Pepe Mujica fue considerado por medios especializados, los propios Uruguayos y muchos Presidentes del mundo como una Presidente honesto, carismático y trabajador. Hoy, lo reemplaza Tabaré Vázquez…

Tabaré Vázquez, que vuelve a la presidencia de Uruguay tras un intervalo de cinco años. El médico de 75 años asume una década después de haber llevado al poder al Frente Amplio por primera vez en su historia.

Para esta nueva etapa al frente de país, eligió rodearse de gente conocida y de confianza. Cinco de los 14 ministros ya habían estado en su primer gabinete, aunque dos de ellos en carteras distintas. Otros cuatro los hereda de su antecesor.

Al igual que el propio Vázquez, este gabinete también es más “viejo” que el anterior. El promedio de edad es de 65,21, dos más que el del período 2005 – 2010.

A diferencia de 2005, cuando encontró a un país que empezaba a recuperarse de una fuerte crisis económica y social y enfrentaba restricciones financieras, Vázquez recibirá ahora una economía en crecimiento durante 11 años consecutivos. Además, el país cuenta con buen acceso a los mercados de crédito y ya tiene prácticamente financiados los pagos de deuda de este año.

De todas maneras, uno de sus mayores desafíos será el elevado déficit fiscal que alcanza 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB) en los 12 meses a enero. Si bien ya tendrá una ayuda este año porque no habrá aumento de gasto —salvo el que ya se dio en jubilaciones y salarios públicos— la clave para reducir el déficit se jugará en el armado del presupuesto.

En este contexto, Vázquez planifica un gobierno “austero” y con un mayor control de gasto público. Especialmente de los entes que en 2014 cerraron con números rojos. Para bajar el gasto, la primera medida será la prohibición de la publicidad de las empresas públicas monopólicas y la “regulación severa” del resto de la propaganda oficial, según anunció el vicepresidente electo, Raúl Sendic.

Además del déficit fiscal, Vázquez deberá enfrentar un sistema educativo en crisis donde la deserción y la repetición son los principales problemas. Su otro reto estará puesto en la seguridad —principal problema de los uruguayos según las encuestas— y área marcada por un incremento de los homicidios.

Para el Recuerdo, del único Presidente que seguramente en América Latina dijo tanto. Las 10 frases más emblemáticas de Pepe Mujica.

  1. “No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje, vivir con lo justo para que las cosas no me roben la libertad”.

  2. “No es bonito legalizar la marihuana, pero peor es regalar gente al narco. La única adicción saludable es la del amor”.

  3. “El matrimonio gay es más viejo que el mundo. Tuvimos a Julio César, Alejandro el Grande. Dicen que es moderno y es más antiguo que todos nosotros. Es una realidad objetiva. Existe. No legalizarlo sería torturar a las personas inútilmente”.

  4. “Legalizando e interviniendo, se puede lograr que muchas mujeres retrocedan en su decisión, sobre todo aquellas en los sectores más humildes o quienes están solas”.

  5. “Somos medio atorrantes, no nos gusta tanto trabajar. (…) Nadie se muere por exceso de trabajo, pero no es un país corrupto, somos un país decente”.

  6. “Esa vieja es peor que el tuerto. El tuerto era más político, ésta es más terca”. Refiriéndose a CFK.

  7. “Creo que nos están usando de conejillos de indias. ¿Por qué Phillip Morris está prestando tanta atención a un país tan chico? Estoy seguro de que venden más cigarrillos en cuanquier barrio de Nueva York que en el Uruguay”.

  8. “Me comí 14 años en cana (.) La noche que me ponían un colchón me sentía confortable, aprendí que si no puedes ser feliz con pocas cosas no vas a ser feliz con muchas cosas. La soledad de la prisión me hizo valorar muchas cosas”.

  9. “¿Qué es lo que le llama la atención al mundo? ¿Que vivo con poca cosa, una casa simple, que ando en un autito viejo, esas son las novedades? Entonces este mundo está loco porque le sorprende lo normal”.

  10. “Sí, yo estoy cansado, pero esto no para hasta el día que me lleven en un cajón o cuando sea un viejo lelo”.