Feliz Año, con malas noticias, sólo elevaron un 15% el monto mínimo del impuesto a los autos de alta gama

Esas medidas tomadas el último día del año, para intentar dar buenas noticias, cuando en realidad son todo lo contrario. Pareciera que se buscan medidas “populares” de diferentes temás para dar un parche que en la mayoría de los casos no sirven, y esta no es la excepción.

El 15% de aumento al monto mínimo para aplicar el impuesto a los autos de alta gama es NADA, es decir ahora los autos hasta $195.500 pesos no ayudará al problema que enfrentan las Consesionarias y fábricas automotrices. El Títular de ACARA así lo explico, desde diciembre de 2013, hasta la fecha, los vehículos aumentaron por la inflación y la falta de modelos de cada marca, cerca del 50% su valor en pesos.

Los autos alcanzados por esta nueva “mejora de 15” son… ninguno.

 

El Gobierno por otro lado indica:

Los autos que tengan un precio de mercado de $ 195.500 pagarán una tasa del 30%, mientras que los que superen $ 241.500 serán gravados por una tasa del 50%. Hasta este miércoles, esas tasas eran de $ 170.000 y $ 210.000, respectivamente.

Esta medida, según los concesionarios, afectó seriamente la venta de vehículos de alta gama, cuyo nivel de patentamiento cayó entre 75% y el 84% en 2014, según la marca.

El decreto indica que el impuesto no regirá para aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a $ 195.500.

Aquellas operaciones cuyo precio de venta supere esa cifra, estarán gravadas con una tasa del 10%, de acuerdo con el texto oficial.

El Poder Ejecutivo estableció que los autos que cuesten entre $ 195.500 y $ 241.500, estarán gravados con una tasa del 30%, y por encima de este último precio, del 50%.

Con respecto a las motos, el gravamen no se aplicará en aquellas con valor de mercado de hasta $ 34.500. Desde esa cifra y hasta los $ 61.500, se aplicará una tasa del 30%; por encima de ese monto, será del 50%.

Las embarcaciones, quedarán eximidas aquellas que tengan un precio igual o inferior a los $ 154.000. En este caso, aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea superior a esa cifra -hasta 272 mil pesos- serán gravadas con una tasa del 30%. Por encima de ese monto, la tasa a aplicar será del 50%, de acuerdo con el decreto publicado este miércoles.

Este impuesto también alcanzará a aquellas aeronaves, aviones o helicópteros cuyo precio de venta sea igual o inferior a $ 195.500, mientras que por encima de esa cifra, se aplicará una tasa del 50%.

“Se considera conveniente establecer la vigencia de la presente medida desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2015, inclusive”, según lo dispuesto por el Gobierno.

 

Concesionarios afirman que actualización de impuesto a autos de lujo no soluciona el problema

Desde la Acara sostienen que la decisión del Gobierno de subir un 15% la base imponible del gravamen a los vehículos de alta gama representa “un mejoramiento”, pero no resuelve la menor demanda de esos rodados.