El plan del Gobierno para las 12 cuotas sin interés

El Gobierno ya tiene listo el plan de 12 cuotas sin interés con el que busca reflotar el consumo. Alcanzará un amplio abanico de productos. Entre ellos electrodomésticos de línea blanca, ropa, calzado, muebles y materiales para la construcción. El Gobierno está tratando de incorporar a los artículos electrónicos.

La propia Cristina Kirchner se ocupará de presentar el plan en sociedad este jueves que, en principio, durará cuatro meses.

La iniciativa no cuenta con el aplauso de buena parte del sistema financiero, que entiende que es otra más “tirada de los pelos” y que no contribuirá a un repunte en la demanda, ya que los factores que retraen las compras de los argentinos pasan por otro lado.

D las reuniones no participó ningún banco y solamente se “invitó” a directivos de tarjetas como Visa, Tarshop, Tarjeta Naranja, MasterCard y American Express.

Analistas remarcan que las fuertes caídas en las ventas no tienen que ver la falta de cuotas ni exclusivamente con una retracción del salario real, sino con la nueva lectura de la realidad económica que hace la población.

En forma asociada con el litigio irresuelto con los buitres, otra de las cuestiones que genera intranquilidad tiene que ver con la suba del blue, que ya coquetea con los 14 pesos.

“El alza del dólar paralelo también tiene un claro impacto en el nivel de compras”, indica Lourenzo.

Al consultar a los expertos sobre el impacto que produce el incumplimiento de deuda en buena parte de la población, éstos hacen referencia a una suerte de “efecto dominó”.

Es decir, la cesación de pagos hace decaer el ánimo, que a su vez reduce las expectativas, lo que se traduce en menor consumo.

“El Gobierno se están mordiendo la cola sin darse cuenta. Y si nuestra ganancia es menor el monto que tenemos que desembolsar por impuesto a las ganancias será menor, con lo cual vana recaudar menos”, concluyen.

El otro problema es que si aumenta el consumo de bienes con insumos importados, el Gobierno se verá obligado a vender más divisas para alimentar esa demanda que las propias autoridades están buscando reanimar.