Dólar tarjeta 2014

El titular de la AFIP Ricardo Echegaray se ocupó ayer de aclarar especialmente que no habrá más recargos en los gastos con tarjeta en el exterior.

Echegaray dijo que el recargo del 20% para los gastos en el exterior ya es “suficientemente importante”.

En los últimos días se multiplicaron versiones acerca de modficaciones en ese recargo y hasta se mencionó un tope a los gastos en el exterior.

Actualmente rige un recargo de 20% y según Echegaray es “un porcentaje suficientemente importante y reconoce indirectamente una suerte de tipo de cambio diferenciado.  Más no podemos hacer, porque corremos el riesgo de que algunos países consideren que la Argentina está desalentando los viajes al resto del mundo y por tanto podrían imponer trabas a sus residentes, con lo que perderíamos ingresos de divisas por esa vía”.

Las versiones sobre un cambio se acrecentaron por los crecientes gastos en dólares de los argentinos que viajan al exterior y su impacto sobre las reservas que perforaron el viernes pasado los US$ 35.000 millones.

En los primeros 6 meses de este año salieron 210.383 más argentinos al exterior que los extranjeros que arribaron al país. Así, la balanza de turismo registró un déficit acumulado de US$ 4.500 millones. Y es similar al déficit del sector energético. Esto es lo que originó todo tipo de versiones acerca de que el Gobierno intervendría.

Este balance deficitario se viene repitiendo desde hace dos años, pero se profundizó en los últimos meses. Según Ecolatina, “luego de registrar superávits año tras año desde 2002 hasta 2010, en 2011 el déficit del turismo totalizó US$ 1.140 millones y el año pasado se cuadruplicó hasta alcanzar los US$ 4.667 millones”. Como vienen los números, este año el rojo turístico superará el récord del año pasado.

Esa pérdida sería mayor porque muchos argentinos gastan en el exterior dólares que tenían ahorrados o compraron en el mercado paralelo.

Los viajes se ven favorecidos por el subsidio implícito que significa para los argentinos comprar el pasaje y pagar los gastos con la tarjeta de crédito al dólar oficial, a pesar de las restricciones implantadas y al recargo del 20%.

La duda es grande y real, que a partir del 1 de Enero de 2014 aumente a 40% para aproximarse a la brecha del dólar blue.