Dólar blue $10.80 y oficial a $8.10

Desde que comenzó el mes de mayo, la divisa ya avanzó un 1% y cotiza a $10,80 para la venta en la City, pues hoy comienza la jornada con una nueva suba de cuatro centavos en la apertura. El dólar oficial se vende a $8,10 y la brecha cambiaria subió al 35% entre ambas cotizaciones.
El dólar en el mercado informal se acerca a los valores de fines de marzo, cuando cotizaba a 10,82 pesos. La cotización más baja después de la devaluación ubicó al dólar en $10,28 para la venta, y la alcanzó el 14 de abril. Sin embargo, aún no retrocedió a los valores de inicio de 2014, cuando se ubicaba en 10,04 pesos.
Esta suba se da en un contexto de baja de tasas por parte del Banco Central. La tasa de corto plazo pasará de 28,68% a 27,73%, en la licitación semanal de Letras. Si bien es un recorte de tan sólo un punto, en el mercado proyectan que puede ser el comienzo de un retroceso en las tasas. Días atrás, Fábrega había subido las tasas con el objetivo de frenar la escalada del dólar libre luego de una fuerte devaluación en enero, cuando el peso se depreció un 19% contra el dólar.

El BCRA informó ayer que recortará en un punto la tasa de corto plazo que pagará hoy en la licitación semanal de Letras. Pasará de 28,68 a 27,73% y, aunque la caída es leve, marca lo que podría ser el inicio de un retroceso en las tasas, que la entidad que comanda Juan Carlos Fábrega subió en su momento para contener la disparada del dólar blue tras la devaluación de enero.

Las reservas del BCRA aumentaron a u$s28.300 millones, según datos provisorios de la entidad monetaria. Se estima que con la liquidación de las divisas del campo, las reservas puedan escalar a los 29.000 millones de dólares, pero la incógnita está puesta en el segundo semestre del año, cuando finalice la entrada de agrodólares. Sin un recorte del gasto público y con un BCRA que continúa financiando al Tesoro, será difícil contener la sangría de reservas.

El informe de la consultora Bein & Asociados destacó que “la decisión de empezar a corregir precios relativos agresivamente con la devaluación de diciembre/enero y con la suba en tarifas anunciada, utilizando como ancla parcial al salario junto al reconocimiento de una inflación más alta a partir de enero, no luce como una estrategia de mediano plazo que apunte a lograr un consenso social que permita sostener el nuevo status quo de precios relativos”.

El presidente de Banco Macro y de la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino, mostró su preocupación por el déficit fiscal, y señaló que el Gobierno nacional no está recortando el gasto público. “La devaluación no es la solución”, aseguró el banquero, y destacó que si las condiciones no cambian, la economía podría experimentar otra devaluación. “Volveremos a la situación de enero o de diciembre del año pasado”, anticipó.

El dólar contado con liqui, que se calcula al comprar activos argentinos en el mercado local para venderlos en el exterior para hacerse de divisas fuera del país, promedia los $9,72, entre acciones y bonos, una leve caída con respecto a la cotización anterior.