Cepo cambiario no frenó la salida de divisas a través de turistas

Cepo Cambiario Argentino

El cepo contra la compra de dólares parece no haber tenido impacto alguno para el turismo hacia el exterior debido a que no pudo frenar la fuerte expansión de la salida de divisas a través de los viajes de los argentinos a otros países.

El sector turístico acumuló un déficit de 2.255 millones de dólares entre enero y septiembre, cuando en el mismo período de 2011 registraba un superávit de 204 millones de dólares, según un informe de la consultora Ecolatina, de corte crítico con el
Gobierno kirchnerista.
Con la salida de la convertibilidad las ventajas del tipo de cambio competitivo han hecho del Turismo un sector superavitario dentro del Balance de Pagos, pero a comienzos de 2012 esta tendencia se revirtió.
La tendencia del sector genera una preocupación, ya que las caídas del saldo se profundizaron con el correr de los meses: de hecho, el rojo de turismo en los primeros nueve meses consumió 17 por ciento del superávit comercial.
La apreciación real del tipo de cambio es una de las principales razones que explica esta tendencia, según el informe dado a conocer este domingo por la consultora.
“La suba de los precios locales abarata relativamente los destinos externos por sobre los domésticos, disuadiendo así el ingreso de turistas extranjeros y estimulando las salidas de los argentinos”, explicó.
Según la Encuesta de Turismo Internacional (ETI), la cantidad de turistas extranjeros cayó 3,5 por ciento interanual en el acumulado del año, mientras que el número de argentinos que viajó al exterior aumentó 16 por ciento interanual.
Las restricciones cambiarias también juegan un rol importante en la profundización de la reversión del saldo de Turismo y viajes.
Para los argentinos que viajan al exterior, la financiación en Pesos y al cambio formal de los paquetes turísticos –en un contexto de falta de alternativas de inversión– constituye un
mecanismo para acceder al Dólar oficial.
Por el lado de los extranjeros, la brecha entre el cambio oficial y las cotizaciones paralelas resta incentivos a liquidar en el canal formal.
De persistir esta tendencia, según la consultora, en 2012 por primera vez en diez años podría registrarse un déficit en el saldo de ingresos y egresos de turistas.
La reducción del flujo de turistas que visitan la Argentina va a contramano de la tendencia mundial: en 2012 el turismo internacional sigue tomando impulso.
El menor flujo de extranjeros fue parcialmente compensado con el turismo interno.
Según la Encuesta de Ocupación Hotelera, entre enero y agosto la demanda de hospedajes por parte de extranjeros cayó 9,9 por ciento interanual y la de los turistas residentes aumentó 1,1 por ciento.
La consultora pronosticó que la actividad económica se recuperará en 2013 y también habrá una mejora relativa de los ingresos de los hogares, lo cual redundaría en mayor turismo interno.