Se blanqueó para comprar propiedades y autos de alta gama, se estima cifras de hasta u$s100.000M

En el Bano Galicia para dar un ejemplo, se abrieron al viernes 20.900 cuentas, de las cuales 7.500 recibieron depósitos por u$s 680 millones. En Macro se abrieron ayer 600 cuentas sólo por homebanking, y otras 200 el fin de semana: totalizan 7700, con depósitos en 2500 cuentas por u$s 160 millones y $ 323 millones. El ICBC abrió 5357 cuentas por u$s158,4 millones y $ 136,8 millones, mientras Supervielle tiene 3500 cuentas por u$s 90 millones. En Itaú tienen 2200 cuentas con volúmenes crecientes en esta última etapa que promedia los u$s6.1 millones diarios y otras 600 solicitudes de apertura. “También ofrecemos préstamos personales a 60 meses y una tasa del 31% para poder realizar el pago del impuesto especial o para complementar posibles compras de bienes inmuebles”, informan desde el banco Itaú.

Por ahora el resultado es alentador en los datos parciales y duplica el monto de la exteriorizacion del último blanqueo “Cedinesco” del gobierno anterior. Los Cedines estuvieron vigentes durante dos años y medio y apenas se declararon u$s 2300 millones. Además, ya supera el blanqueo del 2009, cuando se exteriorizaron u$s 4300 millones. “Los cálculos estimados del total exteriorizado se acercan rápido a u$s 100.000 millones, de los cuales el 80% sería de cuentas en el exterior, 15% en inmuebles y 5% cash”, estima el tributarista Litvin, según sus comentarios.
Desde Tax Partner de Baker Tilly, coincide en los u$s100.000 millones, dividido entre 5% efectivo, 35% inmuebles y 60% cuentas en el exterior sería lo que calculan.

AFIP detectó 1.563 propiedades de argentinos en Uruguay que no han sido declaradas, en el ambiente financiero calculan que podría haber unas 55.000. A razón de un promedio de u$s210.000 cada una, serían u$s 10.000 millones en caso de que se blanqueen todas. En los Estados Unidos calculan que los inmuebles de argentinos no declarados totalizarían u$s15.000 millones, ya que su valor promedio es 50% superior. Las estimaciones entre los principales banqueros del país es que hay entre u$s 300.000 y u$s 400.000 millones de argentinos fuera del sistema y que se blanquearán u$s 80.000 millones, aunque los más optimistas ahora elevaron la cifra a u$s 100.000 millones. A su vez, calculan que 20% de lo blanqueado vendrá al país y el resto se quedará en el exterior.

Mientras las ventas se aceleren en el país, esto generará un círculo virtuoso opinamos desde la redacción, por ende, bienvenido el blanqueo.